Secretaria

María del Carmen Martín Rodríguez: La administración de un papeleo ingente

  • Se ocupa de todas las tareas administrativas de la hermandad, desde mandar las cartas hasta la realización del boletín informativo en este caso de La Estrella.

Asumió el “ilusionante reto” de ser secretaria segunda de la Hermandad de la Estrella en el año 2004, cuando fue elegido hermano mayor Joaquín de la Chica. Desde entonces María del Carmen Martín acude todas las tardes a la hermandad trianera para realizar su trabajo diario. Nacida en Madrid, es una funcionaria que vive en Valencina. Casada y con un niño de corta edad, ha intercambiado papeles con su marido para poder llevar a cabo su tarea en la corporación del Domingo de Ramos: “una madre nunca deja de serlo, pero bien es cierto que mi marido en estos años me ha apoyado mucho y se ha encargado del niño mientras yo estaba por las tardes en la hermandad”.

En un mundo habitualmente gobernado por hombres, ha sabido hacerse un hueco, aunque el trabajo de un secretario “es muy sacrificado, siempre estoy dispuesta a trabajar por mi hermandad”, explica. Acude todas las tardes, “hay mucho trabajo que hacer diariamente, el boletín, las cartas, el asiento de hermanos…”. Se hizo hermana en 1992, y desde entonces ha estado colaborando en diferentes áreas, como la bolsa de caridad y como auxiliar de secretaría. Las nuevas tecnologías cada vez están más implantadas en las cofradías, sobre todo en las áreas de gestión y administrativa, algo que agradecen mucho los secretarios que, como en su caso, tiene que gestionar la vinculación de más de 5.000 hermanos: “gracias a los ordenadores y a Internet se ha agilizado todo muchísimo, aunque al final lo que cuenta son las ganas y la voluntad que le pongas”. En cuanto a la incorporación de las mujeres a tareas de gobierno, afirma que “es un proceso natural como el de las mujeres nazarenas. Se va consiguiendo poco a poco, no hay que imponer nada a la fuerza porque entonces es cuando las cosas no salen”. Después de un año de duro trabajo en la hermandad, María del Carmen se toma la Semana Santa para disfrutar y para descansar, “así le llamo a estar todo el día viendo pasos y de un lado para otro”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios