Marmolejo enriquecerá la corona de la Virgen de la Salud

Una coronación canónica sin una nueva presea. El cabildo general extraordinario de la Hermandad de San Gonzalo aprobó en la noche del pasado martes que el orfebre Fernando Marmolejo enriquezca la corona que labró su padre para la coronación canónica de la Virgen de la Salud, que se celebrará en la Catedral el 14 de octubre del próximo año. Continúa la tendencia de no estrenar una nueva pieza para este gozoso momento, sino remozar la actual, como ha sucedido recientemente en Castilleja con la Virgen de la Soledad. Durante el cabildo, los hermanos conocieron el avance de los cultos y actos que se celebrarán desde este mismo año y se presentó la obra social de la coronación, que con el nombre Salud y vida, se dedicará a la creación de un voluntariado que sirva de ayuda a los familiares y acompañantes de enfermos.

Los hermanos aprobaron el enriquecimiento de la corona por 210 votos afirmativos, 53 negativos y 13 en blanco. El coste de la intervención será de 51.000 euros y el encargado de realizarla será Fernando Marmolejo. El orfebre mostró a este periódico la alegría que le supone trabajar en la corona que su padre labró en 1967 para la Dolorosa del Barrio León: "Es uno de los trabajos que más ilusión me causan. Cuando teníamos el taller en Molviedro me escapaba siempre a Reyes Católicos a ver la hermandad. Ahora puedo decir que le hice las potencias y un broche al Señor y que voy a enriquecer la corona". Marmolejo recuperará el aro primitivo de la presea y se equilibrará el canasto con el resplandor, al que se aumentará un poco de tamaño pero siempre respetando el diseño original de Marmolejo Camargo.

De cara a los cultos que se celebrarán el próximo año, la hermandad va a solicitar un vía crucis extraordinario en cuaresma con el Señor del Soberano Poder ante Caifás. Habrá muchas más celebraciones que tienen que ser definidas y autorizadas por el Arzobispado. Ya en octubre de 2017, el día 7, la Virgen de la Salud será trasladada a la Catedral, donde estará una semana. Del 8 al 10, la Dolorosa estará en la parroquia del Sagrario. Durante los días 11, 12 y 13, se celebrará el triduo extraordinario de la coronación en el Altar del Jubileo. En la mañana del día 14, el arzobispo impondrá la corona a la Virgen durante la misa estacional. Por la tarde, será la procesión de regreso al barrio. Los días 21 y 22 tendrá lugar un besamanos extraordinario en la parroquia de San Gonzalo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios