Procesión de la Virgen de los Reyes: El cortejo

1.- Asociación de Fieles de la Virgen de los Reyes

Después de la Banda Sinfónica Municipal, que abre el cortejo, se sitúan los niños carráncanos de la Sacramental del Sagrario. Tras ellos, la cruz patriarcal y dos ciriales. A continuación, los miembros de la Asociación de Fieles de Nuestra Señora de los Reyes y San Fernando, que preside María del Carmen Almagro e integran un máximo de 150 devotos con cirios: 75 hermanos y 75 hermanas. Esta asociación cuenta con cerca de 1.700 miembros y se fundó en los años cuarenta a instancias del cardenal Segura.

2.- Consejo General de Hermandades

A continuación forma la representación del Consejo General de Hermandades y Cofradías, con el presidente al frente. Le acompañan otros cargos generales, delegados de día y consejeros de las secciones de Gloria y Sacramental, todos ellos de chaqué. La Virgen de los Reyes es la Patrona del organismo de representación de las hermandades, con más de cinco décadas de fundación.

3.- Sacramental del Sagrario

Figura seguidamente la representación de la Archicofradía Sacramental del Sagrario de la Catedral. A la mitad del tramo aproximadamente se sitúa el Simpecado Sacramental. Los hermanos del Sagrario son siempre los seglares que van más cerca del paso de la Patrona cada 15 de agosto, ya que esta corporación goza de un privilegio del Cabildo Catedral con el que posee carta de hermandad. Esta corporación tiene además privilegio para usar cera roja en los cultos que organiza y en todos aquellos en los que participa como invitada. Es costumbre que los hermanos más próximos al paso de la Virgen vistan de chaqué. Los hermanos de esta corporación cuentan también con un sitio reservado por el Cabildo para asistir a la misa de pontifical que preside el cardenal arzobispo.

4.- Autoridades eclesiásticas, civiles y militares

Inmediatamente después de la Archicofradía del Sagrario se sitúa la representación del clero secular, la coral y la representación del Cabildo Catedral, precedida por el pertiguero y formada por varias parejas de canónigos y presidida por el capellán mayor de San Fernando. Los capellanes reales se sitúan como manigueteros del paso. Tras el paso, la presidencia eclesiástica formada por el cardenal, monseñor Amigo, acompañado por el déan y vicario general, Francisco Ortiz, y por dos diáconos. A continuación, se sitúan los ministros de mitra, el Báculo y el Libro. Seguidamente, las autoridades invitadas y las corporaciones municipal y provincial, ambas de chaqué y bajo mazas. Los maceros de la municipal visten de carmesí y los de la provincial de verde. Asiste en este lugar del cortejo el subdelegado del Gobierno. Cierra una compañía de honores del Ejército con su escuadra de gastadores, bandera y música. Todas las autoridades cumplimentan al cardenal antes de abandonar la Catedral.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios