Santa Genoveva lamenta la pasividad del distrito Sur con su proyecto social

  • Llevan tres años prometiéndole la cesión de un colegio para poner en marcha un economato.

La Hermanadad de Santa Genoveva busca un nuevo lugar donde desarrollar el ambicioso proyecto de acción social que tiene diseñado para el barrio. La corporación lleva tres años esperando la cesión del colegio Pedro León y Arias de Saavedra, conocido popularmente como el Colegio de los Alambres, pero ante las evasivas del Ayuntamiento y las promesas de una cesión que nunca llega, ha decidido en cabildo de oficiales buscar otras alternativas. La hermandad lamenta la actitud del Consistorio y la oposición que ha sufrido por parte de la asociación de vecinos para llevar a cabo un proyecto que considera muy necesario en la zona por las actuales necesidades de sus vecinos.

"Presentamos el proyecto de centro socio-cultural Santa Genoveva para atender las necesidades de muchas personas que lo están pasando mal. Teníamos la promesa de que el colegio iba a ser para nosotros, pero lo último de lo que nos hemos enterado es que se va a ceder a Lipasam para que su sindicato tenga allí su sede y unas dependencias administrativas. Estamos cansados de esperar. Llevamos tres años en los que desde el distrito, con el que mantenemos una buena relación, siempre se nos ha dicho que se le iba a ceder a la hermandad", explica el hermano mayor, Francisco Javier Bonilla.

La intención de la cofradía es crear un economato social, al modo del que ya tienen las hermandades del casco antiguo, junto a la Hermandad del Rocío de Sevilla Sur, y las Cáritas parroquiales de Santa Genoveva y San Juan de Ávila. Así quieren atender a las familias que lo están pasando mal para que puedan adquirir los alimentos y bienes de primera necesidad en este economato por sólo el 25% de su valor. La corporación también se ha encontrado para la puesta en marcha del proyecto social con la oposición de la asociación de vecinos: "Ellos siempre han dicho que el colegio era para ellos para montar un salón de actos, una biblioteca, etcétera. Yo entiendo su postura, pero una labor social como esta tiene más sentido actualmente. Lo que no estamos dispuestos es a que vayan en contra de la institución que pretende hacer una obra social muy necesaria".

Desde la hermandad lamentan, incluso, que desde el propio distrito Sur se les indicó que era mejor que pidieran la cesión para un solo colectivo: "Lo íbamos a solicitar para varias entidades, porque nosotros necesitamos diversas estancias, pero no todo, y nos dijeron que lo mejor era que lo pidiéramos para nosotros y que luego cediéramos el uso del resto a los demás".

El proyecto de la hermandad, además del economato social, incluye un centro de estacia para personas mayores, una escuela de música para los jóvenes del barrio, o un centro de formación para emprendedores. En el colegio se imparten actualmente los talleres del distrito y, cuando se instale el sindicato de Lipasam, no quedará espacio para este gran proyecto social.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios