Sevilla se pone a punto

  • Los operarios se esmeran en finalizar a tiempo la colocación de las infraestructuras para la Semana Santa

Las obras que facilitan la Semana Grande de la ciudad son de las pocas que cumplen los plazos. Cuando queda menos de una semana para el Domingo de Ramos, los operarios se ponen el traje de faena para intentar eliminar aquellos elementos que puedan molestar el tránsito de las cofradías. Sevilla se está transformando.

Los palcos de la plaza de San Francisco están casi acabados a falta de embellecerlos; se han comenzado a montar los de la Avenida de la Constitución, provocando el cierre del tranvía hasta la parada del Archivo de Indias; algunos balcones de la calle Sierpes se están engalanando; se solventan a marchas forzadas las grietas y planchas del suelo de la carrera oficial con asfalto; se comienzan a rellenar las vías que recorren toda la avenida; y se colocan las primeras señales de tráfico. Todo sea porque durante la Semana Santa no haya imprevistos que dificulten la movilidad de las cofradías, ciudadanos y turistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios