El alcalde quiere 200 sillas en el Parasol esta Semana Santa

  • Monteseirín negocia con la empresa Sacyr para que permita la instalación de una tribuna con asientos para turistas alojados en los hoteles y minusválidos

Comentarios 29

Monteseirín quiere sillas en el Parasol esta Semana Santa. El alcalde ha consultado ya con la empresa Sacyr -que tiene la concesión del suelo- la posibilidad de que se permita instalar una tribuna de 200 sillas en las escalinatas principales de acceso a las setas de la Encarnación. Estos asientos no sólo estarían reservados a personas con minusvalía, como es el caso de las parcelas de sillas que se pretenden instalar en calles como San Pablo o en la Puerta de Jerez, sino también a clientes alojados en los hoteles de la ciudad durante los días de la principal fiesta religiosa en Sevilla. He aquí la particularidad de esta iniciativa. Porque el alcalde incluye esta singular tribuna dentro del denominado Proyecto Cardo, que pretende llevar el turismo de la Catedral y la Giralda hasta la Plaza de la Encarnación.

El alcalde sabe del impacto mediático de la Semana Santa y de cómo buena parte de los vecinos de la ciudad desembarcan una vez al año en el centro para ver las cofradías. Por eso pretende aprovechar esos días para que muchos de los vecinos de zonas alejadas del casco antiguo perciban la polémica obra urbanística integrada en la ciudad y, lo que sería más importante, incluida en el recorrido turístico.

Hasta 15 cofradías pasan por algún punto de la Plaza de la Encarnación en Semana Santa. El Domingo de Ramos, las hermandades de la Cena (ida), la Hiniesta (vuelta), San Roque (ida) y la Amargura (vuelta). El Lunes Santo, el Polígono de San Pablo (vuelta) y el Beso de Judas (ida). El Martes Santo, San Benito (ida). El Miércoles Santo, la Sed (ida)y el Cristo de Burgos (ida). El Jueves Santo, los Negritos (ida), la Exaltación (ida). En la Madrugada, la Macarena (vuelta) y los Gitanos (ida). Y el Sábado Santo, los Servitas (ida) y la Trinidad (ida). La Sagrada Mortaja ha decidido ya que el próximo Viernes Santo no pasará por la Encarnación para evitar el impacto paisajístico de las setas.

El denominado proyecto Cardo pretende equilibrar el número de visitantes entre el sur y el norte del centro. Cardo se remonta a la distribución urbanística que hicieron los romanos cuando unieron el norte y el sur de la ciudad a través del Cardo Máximo, algo parecido a lo que intentará en sus últimos meses de mandato Alfredo Sánchez Monteseirín al buscar el equilibrio turístico entre la zona Sur del casco histórico, donde se concentran los monumentos más visitados (la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias) con la zona Norte, en la que el Metropol Parasol de Jürgen Mayer servirá de foco de atracción turística.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios