Miércoles Santo

La amenaza de lluvia no desluce el Miércoles Santo

  • Las hermandad de Los Panaderos completa un día marcado por la incertidumbre del tiempo, pero que todas las cofradías disfrutan sin lluvia.

Comentarios 2

Contra todos los pronósticos, Sevilla completa un Miércoles Santo, amenazado por la lluvia, pero que se desarrolla, con un tiempo más fresco, pero sin precipitaciones.

Tras el mal tiempo que puso este martes en jaque a las cofradías, las hermandades de San Bernardo, la Sed, el Carmen Doloroso, el Buen Fin, el Baratillo, La Lanzanda, el Cristo de Burgos, las Siete Palabras  y Los Panaderos ponían a sus titulares en la calle para completar su estación de penitencia, pese a las elevadas previones de lluvia que llevan amenazando la ciudad durante todo el día. La última en poner su cruz de guía en la calle, y encargada de cerrar este Miércoles Sanro pleno ha sido la hermandad de Los Panaderos, sobre las 21:30 horas.

La cruz de guía del Cristo de la Sed abría el Miércoles Santo en el barrio de Nervión sobre las12:00 horas. Una decisión, la de salir, que está marcando la tónica general del día ya que tras la hermandad de la Sed, San Bernardo y el Carmen Doloroso se unían al cuarto día de la Semana Grande y ya pasean por las calles de Sevilla. Por la tarde, cuando las previsiones amenazaban con un aumento de las posibilidades de lluvia, el Buen Fin, el Baratillo, la Lanzada, el Cristo de Burgos, Las Siete Palabras y Los Panaderos se sumaban a la fiesta y sacaban sus imágenes a la calle en estación de penitencia.

Así todo, la única lluvia que han recibido los pasos ha sido la de los petalos con los que los vecinos de Nervión acogían en su barrio a la Virgen de Consolación -de la Sed- y a la Virgen del Refugio -de San Bernardo-.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios