Siete años sin pleno de cofradías

  • Desde 2001 no hay una Semana Santa en la que todas las hermandades realicen su estación de penitencia · La lluvia provocó que la primera en llegar a la Campana en 2003 fuera el Dulce Nombre

La lluvia que impidió ayer la salida de las cofradías ha provocado que esta Semana Santa venga a sumarse a las seis anteriores, en las que ha sido imposible que las 59 cofradías hagan todas su estación de penitencia completa a la catedral. Desde 2001 no hay pleno de cofradías en la calle.

Siete años, por tanto, donde el líquido elemento siempre ha hecho acto de presencia en esta celebración. Lluvia que ha llegado en la mayoría de las ocasiones en forma de chubascos dispersos de corta duración, pero cruciales para una cofradía.

En 2002 la Semana Santa transcurrió sin ningún problema hasta el Jueves Santo. Varios chaparrones en un intervalo de dos horas provocaron que se suspendiera la estación de penitencia en los Negritos, la Exaltación, las Cigarreras, Pasión y el Gran Poder.

Pero, sin duda, de todos estos años el más funesto fue el de 2003. Hasta el Martes Santo no se pudo ver una cofradía en la calle, la del Dulce Nombre. El Domingo de Ramos la Paz salió y le sorprendió un aguacero cuando la cofradía llegaba a la Puerta de Jerez. El Señor se refugió en la catedral. La Virgen lo hizo primero en el Rectorado de la Universidad para luego dirigirse al templo metropolitano. El Domingo de Resurrección regresarían al Porvenir los dos titulares. La Redención y Santa Genoveva también sacaron sus pasos el Lunes Santo, pero ninguna llegó hasta la Campana. El balance final fue de un 42% de las cofradías sin pasar por carrera oficial. Por llover, lo hizo, incluso, el Domingo de Resurrección, sin poder salir la corporación de Santa Marina.

La Semana Santa de 2004 pasará a la historia por ser la de la Esperanza de Triana como única cofradía de la Madrugada. Las continuas precipitaciones a última hora del Jueves Santo sorprendieron a los Negritos, la Exaltación, las Cigarreras, Montesión y la Quinta Angustia en plena calle. Las dos primeras regresaron en poco tiempo a sus templos, mientras que las Cigarreras y el palio de Montesión se refugiaron en la catedral. La primera volvió el Domingo de Resurrección y la segunda el Sábado Santo por la mañana. La corporación de la Magdalena pudo regresar a su templo al estar a pocos metros de él. Todavía se recuerda del Viernes Santo de aquel año la imagen del palio de la Carretería con una auténtica laguna de agua sobre su techo o el refugio del Cachorro y la Virgen del Patrocinio en la Magdalena.

El año después la lluvia hizo acto de presencia el Lunes Santo, con el consiguiente refugio en la Catedral de la Redención y Santa Genoveva. Fue también histórico el Miércoles Santo por ser la primera vez en más de 30 años que llovía en esta jornada. El Viernes Santo volvió a llover y también hubo precipitaciones el sábado

En 2006 no salió ninguna cofradía el Viernes Santo. Era el tercer año consecutivo que llovía esta jornada. En la Semana Santa pasada fueron jornadas lluviosas el martes, jueves, viernes y sábado. Se produjeron la estampas inéditas de San Esteban y la Candelaria juntas en la Alfalfa y del Cachorro pasando por el puente que lleva su nombre. Este año, por ahora, sólo ha llovido el Miércoles Santo. Hay que confiar en que el balance se detenga aquí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios