Un anuncio cargado de simbolismo

  • Presentado el cartel de la Semana Santa, obra del malagueño Raúl Berzosa.

Realista, con una lectura simbólica, con el Crucificado del Amor como elemento central y en gran formato. El cartel de la Semana Santa de Raúl Berzosa es de los que gusta a los cofrades. Al menos a la mayoría de ellos, cómo quedó patente ayer en el mismo acto de su presentación. El artista malagueño ha recurrido a una "reinterpretación" del cuadro de Murillo La visión de San Francisco para anunciar la fiesta, sustituyendo al fraile por la figura de una nazarena. El paso de palio de la Virgen de la Concepción de la Hermandad del Silencio pone el toque mariano a la obra. Se trata de uno de los carteles de mayor tamaño presentados hasta la fecha.

El Cristo del Amor, un nazareno y el palio de la Virgen de la Concepción son los tres motivos principales que ha elegido Berzosa para su cartel. La composición tiene una fuerte carga simbólica y cada uno de los elementos tiene un porqué, como explicó el propio artista. "En la Semana Santa existe un motivo penitencial, los penitentes procesionan para limpiar sus pecados y mostrar públicamente su arrepentimiento. En la pintura un nazareno representa la penitencia. Es la representación del arrepentimiento que se abraza a Jesús porque, como dicen las escrituras, Cristo murió por nuestros pecados". El cirio evoca el camino hacia la luz de Cristo y las manos del nazareno revelan que es una mujer.

La figura central es el Cristo del Amor que recibe el abrazo del nazareno "para pedir el perdón de los pecados, en una composición que recuerda al insigne pintor Bartolomé Esteban Murillo con su obra Visión de San Francisco". El sol flamígero que rodea al Crucificado es símbolo de la eucaristía y tiene como referencia el Monumento de la Catedral. Y tratándose Sevilla de una ciudad mariana -añadió Berzosa- no podía falta la Virgen. En este caso, la Concepción del Silencio en un guiño al IV centenario del voto Concepcionista de la hermandad. La Catedral, que se dibuja al fondo, lugar en el que las hermandades hacen estación de penitencia, incide en el mensaje del arrepentimiento. "La Giralda compensa la composición con el stipes de la cruz. La moldura de color rojo de los laterales es un recurso pictórico que da verticalidad al cuadro: "Es el color de la pasión y además me permite jugar con varios planos al superponer el nazareno, incienso y letras". La rotulación está divida y el color amarillo, junto al rojo, conforman los colores de Sevilla.

Berzosa, que cuenta con una importante obra en Sevilla, su primer encargo se lo hicieron en 2007 Juan Miguel Ortega Ezpeleta y la Duquesa de Alba para los Gitanos, se mostró muy satisfecho con el resultado del encargo del Consejo: "He querido darle un sentido profundo y religioso. Espero que sirva para unir un poco más a dos ciudades hermanas como Málaga y Sevilla. Con el cartel mi nombre queda ligado a Sevilla y Sevilla queda en mi corazón".

El presidente del Consejo de Cofradías, Carlos Bourrellier, estaba pletórico con el cartel: "Lo tiene todo. Es una gran obra artística por su configuración, con un simbolismo muy cuidado, una ejecución impecable y una técnica muy depurada". El presidente de la Caja Rural del Sur y de su Fundación, José Luis García Palacios, en cuya sede se ha vuelto a presentar el cartel, se mostró un año más entusiasmado. Hizo hincapié en la irrenunciable labor social de las hermandades sevillanas: "No todo el mundo conoce lo que hay detrás de las hermandades y estas obras sociales las justifican". García Palacios también se detuvo en que el cartel sea obra de un pintor malagueño e hizo un símil taurino para comparar las Semanas Santas de Sevilla y la capital costasoleña: "La de Málaga es Antonio Ordóñez y Sevilla es Belmonte, Pepe Luis y Curro. Es el mismo hecho, pero dos maneras de concebirlo. Aquí hay una chispa distinta". Por su parte, el delegado de Fiestas Mayores, Gregorio Serrano, se dirigió a Bourrellier al que felicitó por el cartel: "Hoy ha tocado la de cal, pero también tocará la de arena cuando hay que arreglar los problemas que hay".

En el abarrotado salón de actos de la Caja Rural del Sur también estuvieron presentes, entre otros, la subdelegada del gobierno en Sevilla, Felisa Panadero; el director de Fiestas Mayores, Rafael Rivas, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Juan Espadas; además de una representación de la Agrupación de Cofradías de Málaga encabezada por su presidente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios