A la búsqueda del pleno

  • La ciudad lleva desde 2001 sin disfrutar de una Semana Santa con todas las cofradías en la calle · El Salvador recuperado tras cinco años de cierre y el Polígono de San Pablo son las grandes novedades

Comentarios 8

La Semana Santa tiene la imperiosa necesidad de recuperar sus verdaderas medidas. Y la primera de ellas es reencontrarse con la experiencia de vivir una semana completa, plena, de principio a fin. Son demasiados años ya con una lista excesiva de bajas, de cofradías que se quedan literalmente encerradas en sus templos, de cortejos inéditos, de dolorosas situaciones en la calle como consecuencia de las borrascas y de nóminas diezmadas. La ciudad no vive una Semana Santa en condiciones desde 2001, último año que el que pudieron salir todas las cofradías con sus correspondientes efectos, pues esta semana no sólo se vive de incienso y cera. También se benefician de la plenitud de la Semana Santa los bares, restaurantes, taxis, comercios, hoteles y un largo etcétera de negocios. No se olvide que, según un estudio de la Confederación Empresarial de Sevilla, la preparación y celebración de la Semana Santa generó en el año 2007 sobre la ciudad un impacto económico global de entre 162 y 164 millones de euros.

Las novedades

Arranca la Semana Santa en la que el Salvador vuelve a ser uno de los grandes centros de atención, uno de los puntos clave del mapa cofradiero. Con su reapertura han vuelto también los símbolos de esta gran fiesta: la rampa y los niños correteando por ella. La segunda gran novedad radica en una nueva incorporación a la nómina de las cofradías que hacen estación a la Catedral: la del Cautivo del Polígono de San Pablo, que lo hará en el primer lugar del Lunes Santo con un recorrido maratoniano y con todas las bendiciones, la del Arzobispado y la de las autoridades municipales. El Ayuntamiento ha avalado en todo momento a la cofradía del Polígono, dejando claro que los servicios municipales estarán a disposición de la hermandad. Este año saldrá ya la cofradía del Carmen Doloroso sin la coletilla de a modo experimental. Lo hará con todos los derechos.

Esta Semana Santa será también la del regate a las catenarias. Ha habido cofradías que han aprobado la modificación de sus recorridos para reducir el impacto de los postes y cables. La Paz y las Aguas cruzarán por el centro del salón de la Plaza Nueva. Los Estudiantes saldrá por la calle Doña María de Padilla para sortear el primer tramo de catenarias de la calle San Fernando que le correspondería en caso de salir por la calle San Fernando, y cruzará por Zaragoza, Plaza Nueva (acera del hotel Inglaterra) y Méndez Núñez para evitar el bosque de cables de la Plaza Nueva.

los detalles

Cada Semana Santa ofrece mil y un detalles para el recuerdo de los más capillitas. El Señor de la Victoria llevará túnica y mantolín bordados, los Estudiantes estrena el bordado de los faldones del paso de palio, los romanos del misterio de la Sentencia lucirán nuevas corazas, la Macarena llevará el manto camaronero de Rodríguez Ojeda, el Gran Poder saldrá por segunda vez tras la restauración, el Cachorro tiene sus esperanzas puestas en llegar a la Catedral tras una racha negra de cuatro años consecutivos sin hacerlo.

La Semana Santa estrena también un sistema de vigilancia mediante cámaras de televisión en puntos clave de la carrera oficial y su entorno. La seguridad sigue siendo un objetivo preferente, con especial atención desde los sucesos de la Madrugada del año 2000, unos hechos que marcaron especialmente a las autoridades. El Tribunal Superior de Justicia en Andalucía (TSJA) avala la instalación de un sistema de cámaras que ya se ha utilizado con éxito en la Feria de Abril.

ni una silla libre

La carrera oficial se presenta absolutamente colmatada. No queda ni una silla libre de venta directa. Nunca mejor dicho aquello de la que la carrera oficial es exclusivamente para abonados. Finalizado el proceso de renovación, al Consejo únicamente se le quedaron dos palcos libre de la Plaza de San Francisco. El Ayuntamiento trata de mantener abierto el debate sobre la supuesta ampliación de la carrera oficial, pero pasan los años y la iniciativa no encuentra traducción en la práctica ni un debate serio en el seno de las hermandades. Todo indica que el Consistorio se limita a tratar de mantener su cuota de poder en un  mundo tradicionalmente gobernado por las cofradías con un Ayuntamiento que ha pasado de desempeñar un papel de colaborador necesario a aumentar su verdadero poder de decisión.

Que la Semana Santa cambia a pasos agigantados en los últimos años es un hecho evidente. La que hoy comienza será la primera Semana Santa en la que unas cuadrillas de costaleros han recibido unas completas y detalladas instrucciones médicas para mejorar  la salud y el trabajo de los costaleros. Será en la Macarena. El famoso doctor Escribano, que controla la alimentación de los clubes de fútbol, ha indicado a los costaleros de la cofradía de la Madrugada qué hábitos deben seguir desde 48 horas antes del Jueves Santo, durante la estación de penitencia y tras recogerse la cofradía. Evidentemente, Escribano ha echado de la diera la cerveza y los bocadillos y ha aumentado la cantidad de  pastas y verduras. Hasta el agua del jarrillo será especialmente preparada.

Las expectativas

Una serie de actos extraordinarios de la cuaresma han evidenciado una espectacular presencia de público en las calles. Los traslados de las imágenes titulares del Amor y Pasión al templo del Salvador reunieron a una gran masa de gente sin importar que fueran en días de fin de semana o en una jornada laborable, según los casos. Las 27 horas de espera que guardaron algunos para conseguir la entrada del Pregón de Semana Santa y el impresionante bullicio callejero del Viernes de Dolores y del Sábado de Pasión  no hacen presagiar una bajada de público, sino más bien al contrario. Puede contribuir también a esta circunstancia la certeza de que en el arranque de la Semana Santa, al menos el Domingo de Ramos y el Lunes Santo, se contará con buen tiempo. En cualquier caso, el número de personas en la calle será un clásico en los debates de cada día.  Según el mismo estudio de la patronal sevillana, a la Semana Santa de 2007 asistieron 940.000 personas.

Los servicios

La Semana Santa tendrá finalmente autobuses municipales, tras los tradicionales conflictos laborales previos a las fiestas mayores. Y también estrenará servicios públicos. El Ayuntamiento ha instalado un nuevo centro de lactancia en la Plaza de la Gavidia, ya que el año pasado se comprobó que el inaugurado en la Plaza Nueva resultó todo un éxito. En esta plaza también se abrirá por primera vez un aparcamiento para carritos de bebés. La Delegación de Fiestas Mayores quiere acabar con los pasillos de las parcelas de sillas, sobre todo las de la Avenida, ocupados por los cochecitos. El afán por la seguridad es una vez más la causa por la que se crea este nuevo servicio, que estará vigilado por una asociación de voluntarios. El tranvía convivirá con las cofradías. Funcionará parcialmente realizando el trayecto entre el Prado de San Sebastián y el Archivo de Indias, siempre y cuando los cortejos lo permitan.

Otro dato a tener en cuenta será la influencia de la crisis económica en esta Semana Santa. Los precios de los bares y restaurantes o la elección de los exornos florales de los pasos constituirán buenos baremos para comprobar el efecto de la subida de los precios, un 5% más caros en la cuaresma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios