Una caracola en la Plaza Nueva será el parking para los carritos

  • El Ayuntamiento y el Consejo quieren encomendar su vigilancia a voluntarios

Comentarios 7

El proyecto de abrir un aparcamiento para carritos de niños y limpiar de obstáculos al máximo las parcelas de sillas de la carrera oficial va tomando forma. La Delegación de Fiestas Mayores, que preside Rosamar Prieto-Castro (PSOE), tiene decidido que este parking tan peculiar esté ubicado en la Plaza Nueva, que es lugar elegido cada año para instalar los principales servicios de atención al ciudadano: Cruz Roja, urinarios públicos, información del Centro de Coordinación Operativo (Cecop), etcétera.

Con la apertura de este aparcamiento quedarán prohibidos los cochecitos en la carrera oficial. El objetivo del Ayuntamiento es que los pasillos de acceso a las parcelas de las sillas estén expeditos de obstáculos para garantizar una rápida evacuación en caso de incidentes. Según los cálculos de la Delegación de Fiestas Mayores, las parcelas de la Avenida de la Constitución son las que registran mayores obstáculos, de ahí que esta nueva oferta de servicio público esté dirigida especialmente a los abonados de este tramo de la carrera oficial, a los que se le hará llegar la necesidad de usar el parking de la Plaza Nueva. Los palcos de la Plaza de San Francisco presentan menos incidencias a este respecto, pues los abonados tienen la costumbre de aparcar los carritos en la misma entrada o hasta debajo del Arquillo del Ayuntamiento.

El Consistorio y el Consejo negocian con una entidad de voluntarios para que se haga cargo de la vigilancia de este estacionamiento tan peculiar, que consistirá en una gran caracola donde los cochecitos serán etiquetados al ser dejados por sus propietarios. Los usuarios de este servicio abonarán a cambio un precio voluntario u orientativo. El Ayuntamiento ha gestionado que un seguro para cubrir posibles pérdidas o estropicios de los carritos.

La seguridad de la carrera oficial es una constante desde el año 2000, cuando los sucesos de la Madrugada dejaron al descubierto ciertas carencias. A partir de entonces se creó el Centro de Coordinación Operativa (Cecop), que pasó a funcionar durante todo el año para prestar servicio a toda la ciudad y de forma especial en los grandes acontecimientos. El Cecop se preocupa de que las hermandades comuniquen la relación de obstáculos en los itinerarios, de que el alumbrado público respete la intimidad de ciertos pasajes de la Semana Santa o de que no haya más veladores de la cuenta en ciertos lugares de paso. Liberar de carritos la carrera oficial es otra medida más tras los años que se lleva estudiando la evolución del comportamiento del público en la calle.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios