Siete días para vivir la Esperanza

  • La Macarena se traslada a las 14:30 a la Catedral. El paso entrará en San Juan de la Palma y la Anunciación. Desde este domingo se celebrará el besamanos en el Sagrario.

Comentarios 7

La Hermandad de la Macarena ha preparado toda una semana de cultos extraordinarios para celebrar el cincuenta aniversario de la coronación canónica de la Virgen de la Esperanza que, además, servirán como colofón al Año Jubilar que por este acontecimiento ha celebrado la corporación durante el último año. Serán siete días para vivir la Esperanza, para empaparse de ella, que empezarán en la tarde de hoy con el traslado de la Dolorosa en su paso de palio hasta la Catedral.

Procesión a la Catedral

La Virgen de la Esperanza partirá desde la basílica a las 14:30 de la tarde. El recorrido será el siguiente:  Basílica, Arco, Resolana, Fray Luis Sotelo, Escoberos, Parras, Relator, Feria, San Juan de la Palma, Gerona, Santa Ángela de la Cruz, Imagen, Plaza de la Encarnación, Laraña, Martín Villa, Plaza de la Campana, Velázquez,  Tetuán, Granada, Plaza de San Francisco, Avenida de la Constitución, y entrada en la Catedral por la puerta de San Miguel a las 23:00, aproximadamente. 

La Virgen está ataviada con el mato de tisú bordado en oro que realizó el taller de Juan Manuel Rodríguez Ojeda entre los años 1929 y 1930. La saya es la famosa de tisú blanco y volantes rosas, que reproduce la imagen cerámica que corona el Arco, realizada por Sucesores de Elena Caro siguiendo la traza de la original que se perdió en el incendio intencionado de San Gil en 1936. Sobre el lazo del fajín del general Cuesta Monereo porta la réplica del galeón de Utrera, un navío de oro que reproduce el barco que lleva la Virgen de Consolación, un exvoto único en el mundo de la iconografía naval. El rostrillo está compuesto a partir de la mantilla de Candau, una pieza textil de excelente calidad. La Virgen, como ya hizo en la coronación y en el año 1989, portará en su mano una azucena natural.

En este itinerario de ida hacia la Catedral se vivirán momentos de máxima emoción. El primero será el paso de la Virgen por la calle Parras. Estaba previsto que fuera en el regreso, el día 31, cuando pasara por allí, pero las obras de Emasesa en la calle San Luis han cambiado los planes de la hermandad. Otro momento destacado será la visita al convento de las Hermanas de la Cruz. Allí, las monjas cantarán a la Esperanza y, como hace 50 y 25 años, Inmaculada Rodríguez Guzmán, la madrina de la coronación, volverá a llamar al martillo y ofrendará las flores de las hermanitas. En este recorrido, la Macarena visitará a las hermandades de la Reina de Todos los Santos, los Javieres y el Carmen Doloroso, en Omnium Sanctorum; Montesión, en la capilla del Rosario; la Amargura, Montemayor y la Cabeza, en San Juan de la Palma; y el Valle, en la Anunciación. El paso de la Esperanza entrará en San Juan de la Palma y la Anunciación, iglesia esta última que cobijó a la Macarena después del incencio de San Gil durante varios años. La Amargura podría esperar a la Macarena en el presbiterio. Otro de los momentos cumbres será la llegada del paso a la Plaza de San Francisco. Allí será recibido por la corporación municipal, como hace 25 años. Las portadas del Corpus, una de ellas inspirada en el Arco de la Macarena, también estarán montadas. El paso de la Virgen discurrirá sobre una alfombra de sales marinas de colores con los escudos de la hermandad, Sevilla y Sanlúcar de Barrameda que esta última localidad ha tenido el detalle de ofrendar a la Esperanza.

Besamanos en el Sagrario

Una vez que la Virgen entre en la Catedral será trasladada en privado a la Parroquia del Sagrario donde, por indicación de los canónigos, se celebrará el besamanos. La Macarena estará expuesta a los fieles durante los días 25, 26 y 27, ante el imponente retablo de los Vizcaínos, obra de Pedro Roldán, cuyas tallas femeninas guardan un asombroso parecido con la Esperanza. No en vano los historiadores del arte, cada vez con más fundamentos, la identifican como una obra del taller de Roldán. El besamanos tendrá un horario ininterrumpido desde las nueve de la mañana a las nueve de la noche. La Virgen lucirá el manto celeste bordado en oro por José Guillermo Carrasquilla precisamente hace 50 años y, aunque forma parte del ajuar de la Virgen del Rosario, fue estrenado por la Macarena durante el triduo preparatorio de la coronación. Para este culto se estrenará una nueva saya de tisú en color crema y bordada en oro diseñada por David Calleja y ejecutada en el taller de Charo Bernardino.

Triduo

Una vez termine el besamanos, a partir del día 28, se celebrará el triduo. Será en el Altar del Jubileo de la Catedral. La Virgen estará entronizada en el paso de gloria de la Virgen del Rosario, situado de costero, permitiendo una novedosa visión de la Dolorosa, que estará sobre su gran peana dorada. Para el triduo, la Virgen lucirá el manto de malla, una obra de Juan Manuel estrenada en el año 1900 y la saya de otomán color marfil realizada por Francisco Carrera con bordados de una antigua casulla en el año 2009. Los oficiantes del triduo serán Santiago Gómez Sierra, obispo auxiliar; José Mazuelos, obispo de Asidonia-Jerez; y Juan del Río, arzobispo Castrense. Los cultos darán comienzo a las 20:00.

Traslado a la Plaza de España

El sábado 31, a las ocho de la mañana, el paso de palio de la Virgen será trasladado hasta la Plaza de España para la celebración de la misa estacional. El recorrido será el siguiente: Puerta de los Palos, Plaza Virgen de los Reyes,  Plaza del Triunfo, Miguel de Mañara, Plaza de la Contratación, San Gregorio, Puerta de Jerez, Avenida de Roma, Palos de la Frontera, Glorieta del Cid, Avenida de Isabel la Católica y Plaza de España. La eucaristía que presidirá el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo, dará comienzo a las 11:00. La Virgen lucirá ya el manto de la coronación, bordado en 1964 por Esperanza Elena Caro siguiendo un diseño de Marmolejo Camargo. También lucirá la saya conocida como de las corbatas, realizada por Esperanza Elena Caro en 1967.

Traslado al Rectorado

Alrededor de las 13:30, una vez finalice la misa estacional, comenzará el traslado del paso al Rectorado de la Universidad de Sevilla, donde será recibida por el rector y la Hermandad de los Estudiantes, que tiene carta de hermandad con la Macarena. Hay que recordar que cuando quemaron San Gil en 1936 la hermandad trasladó su sede a la Anunciación, iglesia propiedad de la Universidad de Sevilla, que la acogió entonces, y dónde también se encontraba establecida la Hermandad de los Estudiantes. Será ésta la procesión oficial. En ella no participarán los hermanos con cirios sino las autoridades y las representaciones de las hermandades que acudan a la celebración con sus estandartes y varas. El recorrido hasta la Universidad será: Plaza de España, Avenida de Isabel la Católica, Glorieta del Cid,  Avenida del Cid, entrada al recinto de la Fábrica de Tabacos por la puerta de la antigua facultad de Derecho, Lonja de la Universidad, Capilla Hermandad de los Estudiantes, Lonja de la Universidad, y entrada al Rectorado de la Universidad de Sevilla (16:30, aproximadamente).

Procesión de regreso

Desde el Rectorado se organizará la procesión de regreso de la Macarena a su basílica. La salida será a las 18:30 y discurrirá por: Rectorado, San Fernando, Pasarela, Menéndez y Pelayo,  Recaredo, María Auxiliadora, entrada en el recinto del colegio de los Salesianos y Basílica de María Auxiliadora, Santa Lucía, Plaza del Pelícano, Juzgado, Moravia, San Julián, Macarena, Aniceto Sáenz, Plaza del Pumarejo, San Luis y entrada en la basílica a las 5:30, aproximadamente.

Durante el triunfal regreso, el paso de palio entrará en la Capilla de los Ángeles, sede de la Hermandad de los Negritos. Allí la corporación del Jueves Santo le entregará un presente a la Macarena y la coral de Jesús Despojado interpretará unas coplas. La Virgen también visitará la Basílica de María Auxiliadora, sede canónica de la Hermandad de la Trinidad, aunque no podrá entrar en el templo por las dimensiones de la puerta. Por Santa Lucía la Macarena llegará a la casa natal de Santa Ángela, lugar donde se vivirán momentos muy intensos. Un poco más adelante, en San Julián, esperarán a la Esperanza los hermanos de la Hiniesta y el Rosario con sorpresas: la Hiniesta Gótica estará entronizada en un altar instalado en la puerta ojival, mientras que la Virgen del Rosario estará en otro situado en la  puerta lateral del templo de la Plaza Moravia.

Música: La Sociedad Filarmónica Ntra. Sra. del Carmen de Salteras pondrá la música en todas las procesiones.

Capataces: Antonio Santiago y su equipo de auxiliares.

Costaleros: Se utilizarán seis cuadrillas. Las dos habituales del paso de palio y las del Señor de la Sentencia divididas en cuatro que harán los traslados a la Plaza de España y al Rectorado.

Flores: El exorno, tanto en el paso como en los cultos, estará conformado por flores blancas. Azucenas, gladiolos, claveles y nardos, principalmente.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios