Los enseres robados a las Siete Palabras no han sido fundidos, según la Policía

  • La investigación, muy avanzada, podría dar sus frutos en los próximos días

Comentarios 3

La Policía Nacional tiene muy avanzadas las pesquisas para esclarecer el robo sufrido por la Hermandad de las Siete Palabras en la madrugada del pasado 19 de enero. La Policía mantiene abiertas dos líneas de investigación, una muy fiable, que podría dar pronto sus frutos y tiene claro que las piezas sustraídas (las antiguas bambalinas del paso de la Virgen de la Cabeza, dos águilas bicéfalas del paso del Nazareno de la Divina Misericordia, y el óvalo de una cartela, todas labradas en plata de ley) no han llegado a ser fundidas. Así se lo han trasladado al hermano mayor de la corporación del Miércoles Santo, Antonio Sánchez Padilla.

"Estoy más animado, pero nunca lo he pasado tan mal como ahora, porque esto me va a costar la vida", relató el hermano mayor a este periódico. Sánchez Padilla, tras la conversación que mantuvo el pasado jueves con el inspector jefe de la Policía Judicial, en la que fue informado del avance de las investigaciones, se mostró más esperanzado y confiado en que se dé con el paradero de los enseres y se detenga a los culpables. Diario de Sevilla, tras consultar a reconocidos orfebres, ya informó el día posterior al robo que iba a ser muy difícil que los ladrones pudieran fundir la plata por las características de las piezas.

El hermano mayor quiso agradecer todas las muestras de apoyo y cariño que está recibiendo la hermandad, y él en primera persona, desde que se produjo el robo en el almacén que la cofradía tiene en la calle Medalla Milagrosa: "La Policía se está portando muy bien con nosotros y están haciendo todo lo posible por recuperar las piezas. También he recibido el apoyo del señor arzobispo y del vicario".

Sánchez Padilla negó rotundamente unas informaciones surgidas en los últimos días que afirmaban que también habían desaparecido algunas joyas de la casa de hermandad, entre ellas un puñal de la Virgen de la Cabeza: "Es de muy mal gusto y no hay nada de eso. Lo único que ha pasado es que las cosas no estaban en el sitio en el que deberían estar, pero es algo que sucede habitualmente". Para evitar que se vuelva a producir, la corporación está haciendo un inventario de todos los enseres: "Lo hemos querido hacer aprovechando el cambio de la junta de gobierno, aunque prácticamente somos los mismos".

La hermandad de San Vicente confía plenamente en la labor policial y espera que en los próximos días se produzcan novedades definitivas y puedan recuperar los enseres robados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios