Un estudio de la UPO revela que sólo 2 de cada 10 costaleros hace un entrenamiento adecuado

  • La tesis doctoral, del profesor de la Universidad Pablo de Olavide Juan Gavala González, aborda la preparación física de los costaleros sevillanos.

Comentarios 7

Un estudio de la Universidad Pablo de Olavide revela que sólo un 20,86% de los costaleros sevillanos, es decir, 2 de cada 10, realiza un entrenamiento físico apropiado al margen de los ensayos. No obstante, el 63,1% de los costaleros afirma hacer una preparación física general, entendida por la mayoría como practicar deporte, andar o correr, esto es, una práctica deportiva habitual. Estos datos se desprenden de la tesis “La actividad física del costalero sevillano. Hábitos y costumbres”, realizada por el profesor de la Facultad de Ciencias del Deporte de la UPO Juan Gavala González, que ha obtenido Sobresaliente Cum Laude por Unanimidad.

Además, el estudio, realizado sobre un universo de 1.400 costaleros sevillanos, desvela que poco más de la mitad realiza un calentamiento, aunque es mayor el número de los que piensan que el calentamiento es muy importante a la hora de preparar el cuerpo para el esfuerzo posterior y prevenir lesiones. Tal y como explica el investigador, “dichas afirmaciones contrastan con la bibliografía existente y nuestra propia observación, que nos demuestra que la cantidad de los que realmente llevan a cabo un calentamiento son una minoría”. Con respecto a la realización de estiramientos tras el ensayo, 7 de cada 10 declara no realizar ninguno. El propósito de este estudio es dar a conocer la figura del costalero visto desde las Ciencias del Deporte, no desde el punto de vista de lesiones, su sintomatología o cómo rehabilitarlas, sino “conocer como es el perfil del costalero, cuáles son sus hábitos tanto durante todo el año como durante la Cuaresma y la Semana Santa, incidiendo de manera exhaustiva en conocer cuál es su preparación física para esta gran tarea sin la que la Semana Santa no sería la misma”, indica el profesor Juan Gavala.

El estudio finaliza con la propuesta de crear un Centro del Costalero, cuya labor sea aglutinar todas las investigaciones que desde los distintos ámbitos de la ciencia tengan por objeto esta figura de la Semana Santa. Además, en este centro podría ubicarse un centro de preparación física del costalero, dotándoles así de un espacio físico para posibilitarles la realización de entrenamiento supervisada por personal cualificado; y sensibilizar a este colectivo de la importancia de la realización de un pequeño calentamiento antes del esfuerzo así como unos estiramientos después del mismo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios