Las hermandades del Martes Santo estudian un nuevo orden de paso

  • Se ha descartado una primera propuesta que situaba a San Esteban en primer lugar.

Comentarios 8

Dos propuestas y un acuerdo que parece difícil. La remodelación del Martes Santo, jornada tan conflictiva como la Madrugada, tiene todos los visos de quedar aparcada de cara a la próxima Semana Santa. Pese a la buena predisposición de las hermandades y a las alternativas presentadas por el delegado de día, Javier Gómez, no ha sido posible por el momento llegar a un consenso para una reorganización.

La solución a los problemas del día pasa irremediablemente por un cambio de orden de varias hermandades y en ello están. Hay diversos puntos calientes que hay que resolver, como la Alfalfa, donde confluyen San Esteban y San Benito, en su regreso tras salir de la Catedral, y la Candelaria, que discurre por allí tras salir de su templo en busca de la Campana; o la esquina de San Fernando y San Gregorio. Estos cruces sólo se pueden arreglar alterando el paso de las hermandades. En una reunión celebrada el pasado viernes se propuso un nuevo orden para la jornada: San Esteban, el Cerro, los Javieres, la Candelaria, San Benito, los Estudiantes, la Bofetá y Santa Cruz. De este modo, se descongestionaría la Alfalfa, uno de los lugares críticos advertidos por el Cecop, al distanciar el discurrir de San Esteban y de San Benito. Con esta propuesta, el Cerro y los Javieres retrasarían un puesto en la nómina, permitiendo a la primera llegar con más holgura a la carrera oficial. Otras dos hermandades, la Candelaria y los Estudiantes, permutarían sus puestos, quedando San Benito, la Bofetá y Santa Cruz tal como están. La propuesta, que gustaba a la mayoría, fue rechazada por una de las hermandades implicadas.

En la noche del martes se activó un Plan B, aunque tampoco se ha logrado sellar un acuerdo por el momento. Durante la reunión, la Hermandad de la Candelaria volvió a manifestar su intención de salir en primer lugar, una opción que ya se barajó el año pasado. El orden propuesto en este caso era: la Candelaria, el Cerro, los Javieres, San Esteban, los Estudiantes, San Benito, la Bofetá y Santa Cruz. San Benito sería la más sacrificada, puesto que tendría que retrasar la entrada en su templo cerca de una hora.

Algunas hermandades del día, además, necesitan más tiempo de paso por la carrera oficial, tal como quedó patente en el conteo del año pasado. Principalmente dos: San Esteban y la Bofetá, y también el Cerro. El problema es que con la segunda opción planteada el martes no se podría adelantar la jornada para repartir esos minutos, puesto que Santa Cruz tras salir de su templo tiene que situarse entre San Esteban y San Benito para buscar por Francos la Plaza del Salvador y desde ahí el inicio de la carrera oficial. Con ese adelanto no le daría tiempo de llegar a la hora fijada.

Pese a no llegarse a un acuerdo, José de Anca, hermano mayor del Cerro, destacó a este periódico el buen clima y la predisposición y el empeño del delegado: "Creo que estamos sentando la base para un futuro acuerdo, pero para este año, a la fecha que estamos, es muy difícil. Cualquier cambio de una hermandad afecta a otras. Hay muy buena predisposición".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios