Los hermanos mayores de la Madrugada no alcanzan un acuerdo tras otra reunión

  • Los encuentros seguirán para evitar una imposición de los itinerarios, como ha advertido el presidente del Consejo.

Comentarios 2

Los hermanos mayores de la Madrugada no llegaron a ningún acuerdo para la remodelación de la jornada tras una nueva reunión mantenida en la tarde de este martes. La intención es la de llegar a un acuerdo entre las corporaciones para evitar, de este modo, una imposición por parte del Consejo de Cofradías, cuyo presidente, Carlos Bourrellier, ya advirtió hace unas semanas que se arreglaría y que para ello él contaba con un Plan B.

Este nuevo intento, según ha podido saber este periódico, se desarrolló en un clima de cordialidad pero sin que se llegara al grado de consenso necesario que permita descongestionar una jornada más que complicada. Según las diversas fuentes consultadas, cada hermandad tiene sus pretensiones y por el momento no se ha dado con la tecla que permita colmar todas las expectativas. En cualquier caso, y fruto de esa buena voluntad y conscientes de que tienen que llegar a un acuerdo que evite la imposición, se seguirán manteniendo los encuentros hasta que se adopte una solución definitiva.

Son tan conscientes las hermandades de que han de desbloquear la situación, que esta misma semana se harán algunas comprobaciones para ver si los pasos caben por algunos puntos de los nuevos recorridos planteados. Para el lunes de la próxima semana una corporación ha convocado a sus costaleros para realizar una prueba en un punto muy determinado del recorrido de regreso a su templo.

Tras la dimisión irrevocable del delegado de la Madrugada, Francisco Vázquez Perea, por no lograr un acuerdo para la remodelación de la jornada, el propio presidente del Consejo, Carlos Bourrellier, asumió este cargo y anunció que tenía un Plan B para remodelar la jornada si las cofradías no llegaban a un acuerdo por sí mismas. Este Plan B del presidente pasa porque el Silencio, en su regreso a San Antonio Abad, alargue su itinerario por San Andrés y Daoíz para buscar la Gavidia, Santa Vicenta María y subir por Alfonso XII hasta la calle El Silencio. De este modo, el Calvario podría llegar a la carrera oficial por Bailén, el Museo y Alfonso XII, para dejar más espacio a la Esperanza de Triana y que el Gran Poder pudiera cruzar desde Zaragoza a Gravina sin tener que ralentizar su marcha, como es habitual. La Macarena cambiaría Cuna por Puente y Pellón para acceder a la Encarnación y los Gitanos alargaría su recorrido también por San Andrés, para no tener que comprimirse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios