Más lluvia que cofradías

  • Las precipitaciones registradas en la Semana Santa superan en cinco días la media del mes de abril · Más de la mitad de los litros recogidos cayeron el Viernes Santo.

Comentarios 1

"Tenemos mejor tiempo que en España", decía ayer a través de las ondas un locutor de la radio belga RTBF. Lo diría casi emocionado al ver que los termómetros marcaban 25 grados centígrados mientras que en el sur de Europa no dejaba de llover. En la vecina Holanda recordarán la Semana Santa de 2011 como la más calurosa desde el año 1949. Miles de holandeses se desplazaron a las playas del mar del Norte para pasar las fiestas con una temperatura inédita por aquellas tierras en esta época del año. En Londres, con el sol fuera y a más de 20 grados, cientos de personas disfrutaban de las terrazas al aire libre mientras la ciudad se prepara para la gran boda real.

En Sevilla, en cambio, el último día soleado fue el Domingo de Ramos. Desde entonces ha llovido mucho, en cantidades más propias del invierno que de la primavera. Entre el Martes y el Sábado Santo cayeron sobre la ciudad 80,2 litros por metro cuadrado, según los datos facilitados ayer a este periódico por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Casi tres veces más lluvia que cofradías, de las que sólo salieron 26 de 60. Para hacerse una idea de la cantidad caída, basta apuntar que la media de precipitaciones en Sevilla durante los meses de abril es de 57 litros por metro cuadrado, una cifra que este año se ha superado ampliamente en sólo cinco días.

Más de la mitad de la lluvia que cayó en Semana Santa lo hizo el Viernes Santo, tanto en la jornada de la madrugada como en la de la tarde. En esas 24 horas, entre la medianoche del jueves al viernes y la misma hora del viernes al sábado, se registraron en la ciudad 40,2 litros por metro cuadrado. Esta cantidad de lluvia obligó incluso a las autoridades a decretar la alerta amarilla por fuertes precipitaciones.

Estos datos corresponden al observatorio de la Aemet en el aeropuerto de San Pablo, por lo que, tratándose de chubascos dispersos, las cifras pueden experimentar una pequeña variación con las registradas en el centro de Sevilla. Prueba de ello es que la tarde del Lunes Santo se registró un leve chispeo en el casco histórico que no quedó registrado en los pluviómetros del aeropuerto. Igualmente, se trata de una medición hecha en periodos de 24 horas, desde las 00:00 hasta la medianoche siguiente.

El Martes Santo cayeron 9,2 litros. Pese a no ser una cantidad muy alta, la lluvia fue continua y, sobre todo, cayó coincidiendo con las horas a las que salían las cofradías. Hermandades que habían decidido salir, como Los Javieres, o que incluso sacaron el primero de sus pasos, como La Bofetá, tuvieron que desistir de su empeño nada más salir.

Los pluviómetros de la Aemet también registraron una mínima cantidad de lluvia el Miércoles Santo, de 0,3 litros, que no impidieron el pleno de cofradías ese día. La jornada siguiente, el Jueves Santo, se registraron 11 litros, mientras que el Sábado Santo se cerró con 19,5 litros. Para hoy, como si de una maldición se tratase, la probabilidad de lluvia desciende al 15% y por fin se alcanzarán los 25 grados de los que tanto presumían los belgas. Aunque aún es pronto, las previsiones apuntan a que la lluvia regresará el fin de semana, víspera de la Feria de Abril.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios