La diosa lluvia

La lluvia es la octava cofradía del Viernes

  • El Cachorro y la Carretería están atravesando periodos verdaderamente aciagos. El Sábado Santo es un día sin apenas incidencias. El Resucitado sólo se ha quedado dentro dos veces.

Comentarios 1

SI hay una jornada de la Semana Santa que se asocie con la lluvia es el Viernes Santo. Y si se pregunta cuáles son las hermandades más castigadas por la meteorología la respuesta es inequívoca: el Cachorro y la Carretería. Ambas corporaciones sólo han podido completar su estación de penitencia sin sobresaltos en 6 de los últimos 13 años. Las dos no han podido salir en los últimos tres años y han vivido periodos negros de hasta cuatro Semanas Santas con incidencias por la lluvia. Una fecha para el recuerdo es el 21 de marzo de 2008. El Cachorro, tras cuatro años, por fin pudo llegar a la Campana. No se les olvidará a los hermanos de la calle Castilla la gran ovación con la que fueron recibidos en el inicio de la carrera oficial.

En los años 2001, 2002 y 2003 todas las hermandades pudieron completar sus estaciones de penitencia. El año 2004 fue especialmente desgraciado. Si en la Madrugada sólo se pudo disfrutar de la Esperanza de Triana, en la tarde del viernes pasó casi lo mismo. Salió la Carretería, que tuvo que refugiarse en la Anunciación, donde el padre de dos niños nazarenos murió al sufrir un ataque al corazón. La romántica cofradía regresó esa misma noche al Arenal puesto que el paso de misterio participaba al día siguiente en el Santo Entierro Grande. El Cachorro buscó cobijo en la Magdalena, donde permaneció hasta el Domingo de Resurrección. La Soledad de San Buenaventura, la O, San Isidoro y la Mortaja no salieron. Sí lo hizo Montserrat después de apurar todo el tiempo posible.

El Viernes Santo de 2005 se quedan dentro la Carretería, el Cachorro y San Isidoro. El año 2006 es peor todavía. Vuelve a llover por tercer año consecutivo. Sólo sale la Carretería, que se tiene que volver a su capilla antes de llegar a la carrera oficial. En 2007, como no podía ser de otra manera, la lluvia también hizo acto de presencia. La Carretería se refugia en la Anunciación, aunque luego consigue completar la estación de penitencia. El Cachorro se vuelve a refugiar en la Magdalena. Luego regresó a Triana protagonizando una estampa inédita por el puente que lleva su nombre. La Soledad de San Buenaventura y la O no salen. Sí lo hace San Isidoro después de tres años en blanco, además de Montserrat y la Mortaja.

En 2008, 2009 y 2010 todas las cofradías consiguen realizar su estación de penitencia. En 2011, se produce otro cambio de ciclo. En esa Semana Santa, ninguna de las cofradías del Viernes Santo tiene opciones de poner la cruz de guía en la calle. En el año 2012, se volvieron a quedar dentro el Cachorro y la Carretería. La Soledad de San Buenaventura y la O salieron y se mojaron. La primer cuando embocaba la Plaza Nueva, la segunda por el puente. Ambas decidieron seguir adelante sabedoras de que era una nube pasajera. El resto de las cofradías también salieron. El año pasado, como en 2011, ninguna hermandad pudo salir.

Por su parte, el Sábado Santo es una jornada en la que predomina el buen tiempo. De 2001 a 2006 todas las hermandades efectuaron sus estaciones de penitencia si problemas. En el año 2007, la Trinidad y el Santo Entierro decidieron suspender sus salidas procesionales. Los Servitas y la Soledad sí salieron. El Sábado Santo de 2008 estuvo marcado por la lluvia que apareció con las cofradías en plena estación. Los Servitas, que iba de vuelta, y la Soledad de San Lorenzo que estaba en la Campana, se refugian en la Anunciación. La Trinidad quedó entre el Salvador y la Catedral, donde también se resguardó el Santo Entierro. Desbaratado el día, todas regresaron más tarde a sus sedes. El último año con lluvia fue 2011. El Sol salió y se tuvo que guarecer en la Catedral. Más tarde regresó al Plantinar. La Trinidad llegó a poner a su primer paso, el del Sagrado Decreto en la calle. Tras andar unos metros tuvo que volver a entrar. Los Servitas, el Santo Entierro y la Soledad no salieron.

Por su parte, el tiempo ha respetado a la Hermandad de la Resurrección, que efectúa su estación de penitencia en la madrugada del Domingo de Resurrección. Esta corporación sólo ha tenido que suspender su estación de penitencia en 2003 y 2013.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios