Cuaresma

El nombre es la devoción

  • Muchas sevillanas se llaman como las vírgenes titulares de sus cofradías · Según el Instituto Nacional de Estadística, en la provincia hay más de 3.000 Macarenas.

Comentarios 7

"Dime como te llamas y te diré de qué hermandad eres". Este refrán imaginario bien podría servir para definir una práctica que es habitual en las hermandades desde tiempos pretéritos y que se extiende con los años. Cada vez más mujeres se llaman como las imágenes titulares de sus cofradías o, al menos, llevan emparejado como segundo nombre el de la devoción de sus amores. Es cierto que esta práctica es más frecuente que se produzca en la partida de bautismo, aunque cada vez es más frecuente que se inscriba a la niña en el registro con los nombres de estas dolorosas sevillanas. Una simple consulta al Instituto Nacional de Estadística (INE), revela cuantas mujeres hay en Sevilla que se llaman Hiniesta, Dulce Nombre o Esperanza de Triana, por ejemplo.

El nombre de Dolorosa sevillana que más se repite en el padrón, dejando a un lado otros más comunes como Dolores, Mercedes, Rocío o Concepción, es el de Macarena. Un total de 3.301 sevillanas se llaman así, mientras que otras 876 llevan por nombre Esperanza Macarena. En total, un 0,46% de la población femenina de Sevilla y su provincia responden al nombre de la Virgen de San Gil. Otro nombre muy recurrente en las mujeres sevillanas es el de Valle o María del Valle. Se llaman igual que la Dolorosa del Jueves Santo 2.641 mujeres, lo que supone el 0,26% del total del censo. Consolación, advocación de la Virgen titular de la Sed, es otro de los más frecuentes, con una incidencia de 2.587.

El nombre de Soledad puede hacer referencia a varias imágenes de la Semana Santa, aunque también trasciende lo meramente cofradiero. Son 1.927 las mujeres que responden a este apelativo. Algo similar ocurre con Estrella. No sólo se refiere a la Dolorosa trianera. Son varios los pueblos de la provincia que tienen una imagen con esta advocación como patrona. En cualquier caso, 1.556 sevillanas se llaman de este modo. La Virgen de la Paz constituye otro caso similar. Son 1.215 las personas que reciben este nombre en la provincia.

Salud, Guadalupe, Montserrat y Patrocinio serían los siguientes nombres en este ranking. El primero de ellos hace referencia a tres imágenes: la Dolorosa de San Gonzalo, la Virgen del misterio de las Tres Necesidades y la de gloria de San Isidoro. Son 1.339 mujeres las que se llaman de esta manera, aunque hay que tener en cuenta que es un nombre muy extendido. Lo mismo ocurre con Guadalupe, que no sólo es la Virgen de las Aguas, es la patrona de Extremadura y de México: 1.251 es la frecuencia del nombre en Sevilla. Algo más de un millar de féminas, 1.039, se llaman Patrocionio, aunque para ceñirse a las que podrían hacer referencia a la Virgen del Cachorro habría que tener en cuenta a las 114 que se llaman María del Patrocinio.

Candelaria y Caridad serían los siguientes nombres de la lista, con 444 mujeres. En ambos casos hay que tener en cuenta que son advocaciones que trascienden lo meramente sevillano. Candelaria tiene también connotaciones rocieras, además de ser patrona de Canarias. Caridad es la patrona de Sanlúcar de Barrameda. En la misma situación está Regla, Dolorosa de los Panaderos. Hay 300 personas con este nombre en Sevilla, a las que habría que sumar otras 199 María Regla. La Dolorosa de la calle Orfila compartiría protagonismo con la Virgen chipionera.

El siguiente eslabón lo ocupan Angustias, Piedad, Sol, Loreto y Socorro. Como la Virgen de los Gitanos se llaman 264 sevillanas. Otras 177 son María Angustias. Que se llamen como la Virgen del Baratillo o la de la Mortaja, hay 265 mujeres en Sevilla, mientras que 249 se llaman María del Sol, igual que la Virgen del Plantinar. Como la patrona de Aviación y Dolorosa de San Isidoro, la Virgen de Loreto, se llaman en la provincia 236 féminas. También hay 132 que son María Loreto. 195 son las personas que se llaman Socorro, otras 154, son María Socorro, en referencia a la Dolorosa del Amor.

El último escalón lo componen los nombres que de manera más clara hacen referencia a advocaciones de la Semana Santa. Aquí encontramos nombres como Mara (María de la Amargura), con una frecuencia de 106 personas; Dulce Nombre y María del Dulce Nombre, que suman un total de 148 personas. Hiniesta es otra de las denominaciones meramente cofradieras, con 44 mujeres. Presentación, Dolorosa del Calvario, tiene una cuota en el padrón del 0,001%, lo que se traduce en 150 personas. Finalmente, se encuentran María de los Desamparados, Virgen de San Esteban y patrona de Valencia, con 53; Angustia y María Angustia, con 44; Regugio y María Refugio, con 30; María de las Aguas, con 21; Esperanza de Triana, con 23; y Palma, con 9.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios