Las peticiones de sillas para la carrera oficial se disparan un 31%

  • El Consejo de Cofradías recibe 8.854 solicitudes que equivaldrían a instalar 26.562 nuevos asientos

Comentarios 13

Una exigua oferta que no puede satisfacer la enorme demanda. El Consejo de Cofradías ha recibido peticiones para ocupar una localidad en la carrera oficial de la Semana Santa que equivaldrían a sumar 26.562 nuevos asientos a los 34.000 ya existentes. Tras cerrarse el pasado 30 de enero el período para solicitar una silla en el itinerario obligado de las cofradías, se han registrado un total de 8.854 peticiones en las oficinas del Consejo, a una media de tres sillas por cada una de ellas. Se trata de un incremento del 31,4% con respecto al año anterior. Por contra, tan sólo se han dejado de renovar 124 abonos que se sortearán entre todas las solicitudes recibidas. El 85% de los usuarios de la carrera oficial se han decantado por la ventanilla de la entidad bancaria para llevar a cabo la renovación del abono, mientras que sólo el 15% ha optado por realizarla a través de internet.  

Por cada asiento que los abonados han dejado de renovar, el Consejo de Cofradías ha recibido 214 solicitudes. Los datos confirman año tras año que hay peticiones de sobra para prácticamente doblar el aforo de la actual carrera oficial. Precisamente ha sido éste uno de los argumentos esgrimidos cuando se ha puesto sobre la mesa la ampliación de la carrera, un proyecto guardado ahora en el cajón, por parte de la propia institución y del Ayuntamiento. El Consejo ha recibido 2.215 peticiones más que en 2014, que se traducirían en 6.345 nuevas sillas.

A las 124 sillas que se han dejado de renovar -86 menos que en 2014- hay que sumar las 1.233 que los usuarios han cedido temporalmente al Consejo para que puedan ser ofertadas por un año a otras personas sin perder el derecho para años sucesivos, y que también han disminuido respecto al año anterior. En lo que respecta a los palcos, se han cedido 60 para este año, dos menos, que en su mayoría quedarán para protocolo y compromisos del propio Consejo de Cofradías.

En cuanto a la ubicación de las sillas solicitadas, han seguido la misma tónica de los últimos años. La mayor parte de ellas, el 49%, son para ocupar una localidad en la Avenida de la Constitución, donde los precios oscilan entre los 94,33 euros de la silla más económica a los 716, 51 euros de los palcos que hay en la zona más próxima al Banco de España. Otro 23% de las peticiones son para lograr una localidad en la Campana, inicio de la carrera oficial. El precio aquí oscila entre los 120,59 euros de un asiento en la plaza y los 152,20 de la zona 1 de la tribuna, siendo éstos los más caros de todos. Conseguir una silla en la Campana es muy complicado puesto que se suelen renovar todos los disponibles. Otro 11% pide una localidad en la Plaza Virgen de los Reyes, lugar en el que termina la carrera oficial y que cuenta con los asientos más económicos: 69,57 euros. La calle Sierpes, cuyo abono cuesta 120,59 euros, ha sido solicitada por el 10,5%; mientras que tan sólo el 6,5% se decanta por los palcos de la Plaza de San Francisco, que tienen unos precios que van de los 575,95 euros a los 781,73 euros, y suelen disponer de 6 plazas.

Los datos aportados ayer a este periódico por el Consejo de Cofradías confirman que se percibe una recuperación en la economía de los sevillanos por el gran incremento en el número de peticiones para ocupar un asiento en la carrera oficial de la Semana Santa, aunque las solicitudes siempre han sido elevadas, incluso en los años de mayor incidencia de la crisis económica. Por ejemplo, en el año 2011 se registraron 5.921 peticiones para 17.773 asientos. Sí se observa cómo se han incrementado de manera considerable las cesiones para un año. El año pasado, aumentaron un 94% con respecto a 2013, aunque esta tendencia ha comenzado a cambiar de cara a la próxima Semana Santa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios