El recorrido por la Catedral se modifica por la muestra 'Misericordiae Vultus'

  • El cambio del itinerario provocará que se pierdan algunas sillas para el público.

El recorrido que realizan las hermandades por el interior de la Catedral sufrirá este año una modificación debido a la exposición Misericordiae Vultus, que se inauguró el pasado sábado 13 en la zona del trascoro. Las cofradías, una vez que entren por la Puerta de San Miguel, seguirán de frente y girarán a la izquierda en el tercer pilar, justo donde comienzan las conocidas como Capillas de Alabastros, para continuar de frente. El año pasado los cortejos giraban antes, algo que impide este año la exposición organizada por el Cabildo con motivo del Año Santo de la Misericordia. La muestra, que ocupa todo el trascoro de la Catedral, desde la Puerta del Bautismo al límite con la de San Miguel, permanecerá abierta hasta el próximo 23 de octubre.

Desde que se iniciaron las obras del altar mayor, el recorrido de las hermandades por la Catedral se ha modificado en varias ocasiones. El canónigo Luis Rueda confirmó ayer a este periódico esta variación en el recorrido de las procesiones. Este cambio, tendrá una incidencia también en la cantidad de personas que podrán ver los desfiles procesionales en el interior del templo metropolitano y que se situán justo en la nave por la que tendrán que prolongarse los recorridos. Serán algunas las sillas que se perderán por este motivo, aunque no se espera que sean muchas.

Por lo demás, y como ya viene sucediendo en los últimos años, el Monumento al Santísimo se situará en la Capilla Real, para mantener como lugar de celebraciones el Altar del Jubileo. Esta circunstancia se viene dando desde hace unos años, cuando las obras en el retablo mayor obligaron a buscar una ubicación al Monumento, que se instalaba en Altar del Jubileo. Clausurado el altar mayor, se trasladaron las celebraciones eucarísticas al del Jubileo y el Monumento primero se llevó a la Capilla de la Antigua, con un resultado que no gustó ni al Cabildo ni a las hermandes; y luego a la Capilla Real, ante la Virgen de los Reyes.

Otra novedad de este año será que las hermandades rezarán un Padre Nuestro en desagravio al que consideran Padre Nuestro blasfemo que se recitó la pasada semana en Barcelona. La delegación diocesana de Hermandades preparará un texto especial con unas reflexiones que será entregado a las cofradías para su lectura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios