Próximo lanzamiento editorial

Los versos perdidos de Rodríguez Buzón

  • Jirones de Azul editará a principios de marzo un libro de Antonio J. López sobre el archivo privado del recordado cofrade y el pregón que nunca leyó.

Hace ya 56 años que Antonio Rodríguez Buzón pregonó la Semana Santa de Sevilla en el Teatro San Fernando. Ese texto se sigue recordando como una de las mejores y vibrantes exaltaciones cofradieras de la historia. Aunque ese pudo no ser el pregón que escribió el recordado cofrade ursaonense. Las investigaciones de Antonio J. López Gutiérrez, profesor de la Universidad Pablo de Olavide que ha trabajado durante dos años con los archivos privados de Buzón, llegan a la conclusión de que existe otro texto, nunca editado ni pronunciado, que sería el que tendría que haberse leído aquella mañana del 11 de marzo. El Pregón perdido de Rodríguez Buzón verá la luz a principios de la cuaresma en un libro que ultima la editorial sevillana Jirones de Azul.

"Es muy difícil sustraerse de la idea del Pregón de 1956. Estaba ahí, latente, cuando comencé a manejar el archivo. Tras hacer una primera revisión, me di cuenta de que el pregón no existe como yo pensaba. En una segunda inspección salta la sorpresa: allí hay algo más que un pregón. Éste podría ser el texto que pudo escribir Antonio. Son cuartillas a máquina, hay otras a mano corregidas por el mismo...".

El análisis y las conclusiones a las que ha llegado el investigador se basan en criterios puramente académicos. Por un lado, se ha realizado un estudio científico y paleográfico para demostrar que la letra es la de Rodríguez Buzón; y, por otra parte, se ha hecho un examen crítico del manuscrito para poder situarlo en la víspera del Pregón de 1956. "Demostramos que es un documento de Antonio y que se puede situar en torno a 1956".

Antonio López, tras estudiar a fondo el material, ha llegado a la conclusión de que hay un hilo conductor y bastantes indicios históricos que sitúan este texto en esa época. Pudo ser el pregón de Buzón que nunca vio la luz. La pregunta es obvia: ¿Qué pasó entonces? "A él se le notifica el nombramiento a finales de enero. Casi no tiene tiempo material para escribir el texto. El pregón que hizo lo tenía muy claro. Lo que quería decir y cómo hacer ese recorrido. Una buena parte la pronunció de memoria. Tenía una facilidad pasmosa para la declamación y para la palabra, aunque un guión debía tener seguro. El Pregón editado casi coincide a la letra con el que se pronunció. La conclusión es clara: tuvieron que usarse las cintas magnetofónicas para su transcripción porque no estaba escrito".

El texto que verá la luz próximamente encierra importantes sorpresas. En primer lugar, el investigador se ha encontrado con una prosa sorprendente, "muy bonita, muy pensada, rica y muy conseguida". Hay también muchos poemas que finalmente Rodríguez Buzón no recogió en el Pregón de 1956 y otros que declamó pero no están en el manuscrito. "La conocida poesía famosa a la Virgen de Gracia y Esperanza no la encontramos aquí". Sí hay una preciosa poesía a la Virgen de la Estrella que no se escuchó en el Teatro San Fernando. "En la documentación analizada se recogen otros poemas a la Macarena, al Cristo del Amor y a la Virgen del Valle que son distintos a los que se conocen". Antonio López ha identificado versos desconocidos dedicados a la Hermandad del Buen Fin, al Cristo de la Buena Muerte de los Estudiantes (reproducidos en esta página), mientras que en el Pregón le dedicó unas palabras en prosa; una "célebre" poesía al Cachorro y otra al Silencio. "El resultado es realmente muy curioso".

Después de analizar todo el archivo y tener una visión global de la figura de Rodríguez Buzón, Antonio López destaca la evolución que sufrió desde que dio su primer pregón, el de la Semana Santa de Osuna en 1950: "Al 95% estaba redactado en prosa. Al pregón de la coronación de la Macarena, de 1964, le sucede todo lo contrario". Aunque siempre será recordado por el Pregón de 1956, la labor poética de Rodríguez Buzón va mucho más allá. Ganador de innumerables premios, como el de la Saeta en 1966 o el otorgado en 1957 por la Real Academia de las Buenas Letras por una glosa a la Inmaculada Concepción, su poesía tenía el valor de ser tremendamente emotiva: "Estaba muy bien construida y llegaba directamente al corazón". También tuvo el honor de ser el primer pregonero de los Reyes Magos de Sevilla en 1962.

El libro con el resultado de la investigación de Antonio J. López y el pregón desconocido de Rodríguez Buzón que publicará Jirones de Azul será una de las grandes novedades de la próxima cuaresma y permitirá a los cofrades redescubrir al mito de Osuna.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios