Salud

Área del corazón: El 'acto único' reducirá las demoras y el coste

  • El Hospital Macarena impulsa un plan propio que permitirá a los cardiólogos hacer ecocardiografías de media y baja complejidad en una sola visita

Comentarios 1

El Área del Corazón del Hospital Macarena impulsa un plan propio que permitirá reducir demoras y costes en las consultas de Cardiología. El proyecto dirigido por el doctor Rafael J. Hidalgo, responsable del Área del Corazón en el hospital universitario, contempla dotar de equipos básicos de ecocardiografía a las consultas externas, de manera progresiva, de modo que los especialistas tendrán la posibilidad de realizar esta prueba diagnóstica en la propia consulta, para detectar posibles patologías en el órgano vital, o descartarlas.

El acto único en Cardiología favorecerá el diagnóstico precoz y reducirá las demoras que suelen prologarse durante meses, ya que el circuito asistencial se resolverá en una sola visita en la mayoría de los casos. Desde que un paciente acude al especialista, hasta que se somete a la ecocardiografía en la Unidad de Imagen Cardiaca, recibe los resultados y el diagnóstico, pueden transcurrir meses.

Mediante el acto único, con una sola visita a la consulta de Cardiología, el paciente conseguirá un diagnóstico sin necesidad de realizar nuevas visitas al centro hospitalario, siempre que no requiera de otras pruebas o de un estudio más profundo.

El proyecto para implantar el acto único en las consultas del Macarena comenzará previsiblemente en el plazo de dos meses. El Área del Corazón del hospital universitario cuenta con una plantilla de 30 cardiólogos y siete cirujanos cardiovasculares. Siete consultas se encargan de atender a todos los pacientes. La población de referencia del Hospital Macarena supera los 500.000 habitantes.

Según un estudio realizado por el equipo del doctor Hidalgo, la implantación del acto único permitirá reducir a la mitad los costes de los procesos diagnósticos, de modo que se espera amortizar los equipos de ecocardiografía en el plazo de unos seis meses, desde su puesta en funcionamiento. "El plan del acto único se desarrollará de manera progresiva y comenzará a implantarse en dos consultas externas en el Policlínico", precisa el doctor Hidalgo.

La aplicación de la ecocardiografía en acto único permitirá además descongestionar la Unidad de Imagen Cardíaca del Hospital Macarena, un área hospitalaria integrada por cuatro cardiólogos especializados en pruebas de imagen. Esta unidad realizó el pasado año 12.500 ecocardiografías. La demanda de esta prueba básica crece en torno al 5% cada año.

"La ecografía es una prueba diagnóstica inocua y básica en las consultas de Cardiología. La demanda de ecos es muy alta y sigue creciendo. No tiene efectos secundarios, es muy fácil de realizar y aporta mucha información", explica la doctora Marinela Chaparro, coordinadora responsable de la Unidad de Técnicas de la Imagen Cardiaca en el Macarena.

La doctora Chaparro tomó en agosto pasado el relevo de la doctora Pastora Gallego, quien ha pasado a dirigir la Unidad de Cardiopatías Congénitas del Adulto en el Hospital Virgen del Rocío.

La nueva responsable de la Unidad de Imagen Cardiaca del Hospital Macarena reseña que "en unos cincuenta años el desarrollo tecnológico ha sido un hecho crucial en la salud mundial, y su aplicación en Cardiología; y concretamente en las técnicas de imagen cardiaca ha constituido una auténtica revolución". Los avances en las pruebas de imagen permiten a los especialistas detectar hoy anomalías en el corazón que, hace unas décadas, pasaban desapercibidas. "No hace tanto tiempo las únicas herramientas disponibles para llegar al diagnóstico de las diferentes patologías cardiovasculares consistían en el estetoscopio y el electrocardiograma", recuerda la doctora Chaparro.

La evolución tecnológica, desde las primeras ecos hasta los sistemas actuales que permiten a los cardiólogos trabajar sobre pruebas en tres dimensiones, favorece el diagnóstico precoz y los tratamientos. Los cardiólogos especializados en la imagen son "los guías" del quirófano. "Además de realizar el diagnóstico, estamos presentes en los procesos de electrofisiología, hemodinámca y de los cirujanos cardiovasculares. Somos sus ojos durante las intervenciones", explica la cardióloga experta en pruebas de imagen.

Junto a la ecocardiografía, otra de las pruebas diagnósticas de gran utilidad en esta rama de la Medicina es la resonancia magnética. "La capacidad única de esta prueba para caracterizar los tejidos permite detectar miocardiopatías, que son capaces de provocar muerte súbita, y que pueden pasar desapercibidas en pruebas convencionales", asevera la doctora Chaparro.

Cada año el Área del Corazón del Macarena realiza 250 estudios de resonancia para sus pacientes, aunque la demanda es creciente. La próxima incorporación de un segundo equipo de resonancia magnética permitirá, según las previsiones, duplicar este volumen de pruebas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios