Alta Velocidad

La obra del 'AVE' Sevilla-Cádiz está parada entre Las Cabezas y Utrera

  • El compromiso del Gobierno saliente de inaugurar la línea en 2012 es inalcanzable por los retrasos y la escasez de trabajadores · El tramo de Jerez a Lebrija avanza lentamente, salvo en la estación lebrijana.

Comentarios 17

Las obras del tren de Alta Velocidad entre Cádiz y Sevilla no estarán en 2012. Este objetivo es inalcanzable y es posible corroborarlo recorriendo tramo a tramo, estación a estación, el trazado que une la Bahía gaditana y Sevilla, con la guía del experto en infraestructuras ferroviarias Miguel Ángel Matute, tarea que realizó este periódico esta semana. Los retrasos de la obra son enormes, hay mucho trabajo pendiente, el ritmo de trabajo es lentísimo, y hay tramos que están, directamente, abandonados.

La situación más desoladora se encuentra en el tramo entre Las Cabezas de San Juan y Utrera. Las obras de desdoble de la vía finalizan justo en el poblado de Marismillas, situado antes de llegar a Las Cabezas desde Cádiz. A partir de aquí se suceden 33,6 kilómetros de trazado en los que sólo existe la plataforma de tierra en la que deben situarse las vías. No hay rastro de máquinas ni de operarios pese a que la obra fue adjudicada enero de 2011, con un plazo de ejecución de 30 meses (julio de 2013). La maleza invade la zona. El abandono de este tramo es palpable en la nueva estación de Las Cabezas, que ha quedado desconectada, cerrada a cal y canto.

Además de la construcción de la vía, el tramo entre Las Cabezas y Utrera está pendiente de la instalación de los sistemas de seguridad, que se deberá acometer de forma posterior pese a que fue adjudicada en octubre de 2010 con un plazo de ejecución de 34 meses (septiembre de 2013). Pasarán al menos dos años hasta que los trenes puedan circular a alta velocidad entre las dos ciudades sevillanas.

En cifras: de los 158 kilómetros de recorrido entre la estación de Cádiz y la de Santa Justa hay 80 kilómetros con doble vía, preparados para la Alta Velocidad y ejecutados, en su mayor parte, por el último Gobierno socialista. Pero hay otros 78 kilómetros pendientes de desdoble, además del bloqueo del soterramiento de Puerto Real.

El Ministerio de Fomento saliente ha dejado adjudicados todos y cada uno de los tramos pendientes, pero el encargo de los trabajos a las diferentes empresas no está acompañado de la inyección económica comprometida. Por eso los adjudicatarios acometen las obras sin ninguna prisa, amparados por plazos de adjudicación que alcanzan, en el peor de los casos, hasta finales del 2013, a la espera de cobro.

La lentitud de los trabajos es palpable en los 80 kilómetros de obra pendiente, a excepción de la nueva estación de Lebrija, donde sí hay faena. Hay muchos meses de tarea por delante entre Jerez y El Cuervo, obras que debieron finalizar en 2010, y entre El Cuervo y Lebrija, una actuación cuyo plazo de adjudicación expiró en noviembre de 2008. En la unión entre las provincias de Cádiz y Sevilla hay tramos desdoblados, tramos en los que ya están instaladas las traviesas y tramos en los que sólo se ha habilitado la plataforma, el terreno sobre el que se asienta toda la infraestructura. Hay espacios que cuentan con las instalaciones de electrificación, y muchos que no. Todo está empantanado y el ritmo de trabajo no sugiere ningún tipo de urgencia: apenas hay operarios y maquinaria de obra.

En estas condiciones estrena diciembre el calendario, a cuatro meses del Bicentenario de la Constitución gaditana, la fecha comprometida de forma reiterada por el Gobierno saliente para la puesta en marcha de este servicio. El tren de las tres y veinte -comenzando el trayecto desde Madrid- no estará operativo a lo largo de 2012 y sólo lo estará en 2013 si la Administración invierte con decisión en las obras, una cuestión incierta cuando la economía camina hacia atrás y se imponen los recortes en todo lo público.

El tramo gaditano

El trazado de la Alta Velocidad que parte en la estación de Cádiz está completo hasta la entrada de Puerto Real, donde encuentra un obstáculo difícil de salvar: la eterna obra del soterramiento. El proyecto, adjudicado en julio de 2008 y que debía finalizar en diciembre de 2010, está bloqueado desde hace más de un año y no tiene expectativas de reactivación a corto plazo.

Justo después del Puente Melchor comienza el túnel urbano que desemboca en las proximidades de Las Aletas. La obra del subterráneo está finalizada pero sobre la plancha de cemento por la que debe adentrarse el tren no hay traviesas, no hay vías y no hay postes de electrificación.

La construcción de la estación de Puerto Real no ha comenzado. Dos máquinas pilotadoras y una excavadora son los restos del naufragio de la obra adjudicada a Azvi y Sando, que ha desmontado todas las casetas de obra de la zona salvo una. El proyecto de soterramiento de Puerto Real parte de un convenio entre el Gobierno, la Junta y el Ayuntamiento por el que el Estado se comprometía a subvencionar el 60% de la inversión (unos 51 millones), el Gobierno regional un 20% y el local, otro 20% (6,6 millones). Es el Consistorio del PA el que no ha cumplido con su compromiso a causa de sus dificultades financieras.

El equipo saliente de Fomento sí ha inaugurado la estación de Renfe en el aeropuerto de Jerez. Desde aquí, el trazado ferroviario enfila El Cuervo con un tramo en obras. Queda instalar las vías y culminar la electrificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios