Abriéndose camino a base de talento

  • CantaoraPrimera profesora de cante flamenco en el Conservatorio Cristóbal Morales de Sevilla, prepara ahora su nuevo disco 'Tejiendo lunas' y su gira de actuaciones de verano por España y parte de Europa

Se subió con 11 años por vez primera a un escenario y, tras participar en una veintena de concursos y festivales, donde cosechó otros tantos premios, logró el triunfo en el año 2000 en el Concurso Nacional de Jóvenes Intérpretes de la XI Bienal de Arte Flamenco de Sevilla. Esto relanzó su carrera y llegaron numerosos espectáculos y recitales, tanto en los mejores teatros de Sevilla, Málaga y Madrid, como en países como Francia, Bélgica, Austria y Jordania. De padre y abuelos cantaores, a los cuales tiene como espejo de referencia junto a Antonio Mairena, José Menese y la Niña de los Peines, su reto es seguir aprendiendo y "recibir influjos de otros estilos", algo que espera llevar a su nuevo disco, titulado Tejiendo lunas, en fase de preparación. Pero primero está el verano, periodo que dedica a recorrer España y algunas ciudades europeas para cantar y demostrar su talento allá donde acuda, aunque su idea siga siendo "siempre intentar mejorar". Otro de sus logros más importantes se ha producido este año, ya que en enero empezó a dar clase como profesora de cante en el Conservatorio de Música Cristóbal Morales, una apuesta valiente que supone un "avance para el flamenco", después de enseñar durante nueve años en la Fundación Cristina Heeren. Por delante, una carrera artística profesional que avanza a buen ritmo y que compagina con la enseñanza, a la vez que intenta acabar sus estudios de Psicología y doctorarse en Flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios