Absuelto de injurias el decano del colegio de Procuradores

  • Fue denunciado por la junta saliente por afirmar que las cuentas tenían un déficit

Un juzgado de Sevilla y la Audiencia Provincial han absuelto al decano del colegio de Procuradores, Marcelo Lozano, de una falta de injurias que le imputaban su antecesor en el cargo, Joaquín Ladrón de Guevara, y otros procuradores de la anterior junta directiva, en relación con la información facilitada a los colegiados sobre las cuentas de la institución de 2005, que se cerró con un déficit de 43.000 euros.

La sentencia del juzgado de Instrucción número 7, ahora confirmada por la Sección Séptima de la Audiencia, estimó que el actual decano no incurrió en ninguna injuria con la circular remitida a los 421 procuradores de Sevilla, en la que se comunicaba que se estaban difundiendo "informaciones malintencionadas".

Los denunciantes, que pedían una multa de 20 euros -el fiscal la absolución-, alegaban que el actual decano conocía que en realidad el colegio tenía un superávit de 656.000 euros, pero el juez afirma que esto es un error puesto que el colegio lo que tenía era "un activo de tesorería" por ese importe, que no refleja ingresos y gastos. El juez mostraba su sorpresa en el fallo por el hecho de que los denunciantes dijeran en el juicio que "no sabían de números", dada su condición de procuradores y profesionales del derecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios