Sevilla

Afectados de Manuel Arellano recurren a la vía patrimonial

  • Exigen una indemnización por los daños de la obra del parking

Comentarios 1

Los vecinos de la Ronda de Triana afectados por la construcción del aparcamiento municipal de Crucero Baleares han acordado no apelar contra la suspensión de la paralización de las obras dictada por un juez de Sevilla y han optado por preparar una reclamación patrimonial para reparar los daños "comunes y privativos". La decisión fue tomada en una asamblea de vecinos de los inmuebles números 32 y 34 de la calle Manuel Arellano, el número 18 de la Ronda de Triana y el número 9 de la calle Manuel Macías Míguez, según la portavoz vecinal, Concepción Sánchez.

La asamblea acordó -por asentimiento de los vecinos asistentes- preparar una reclamación patrimonial tendente a la reparación de daños "comunes y privativos", y al resarcimiento de los perjuicios ocasionados, acogiéndose a la posibilidad que apuntaba el auto del juez de lo contencioso-administrativo de suspender la paralización de las obras del aparcamiento que construye el Ayuntamiento.

Concepción Sánchez ha recordado que, pese a que el juez adoptó esta decisión en función de los argumentos de los peritos durante el juicio, los informes topográficos aportados por el Consistorio dejan constancia de que el edificio número 34 de Manuel Arellano "ha continuado moviéndose hasta febrero". El experto contratado por los vecinos, Antonio Jaramillo, ha constatado que las pantallas de 60 centímetros con dos niveles son "muy flexibles" y que el arriostramiento de las mismas en las obras es "insuficiente", por lo que establece en su informe que se deben adoptar "medidas de seguridad necesarias para evitar mayores daños".

Este informe, junto a los aportados por el Ayuntamiento y que los vecinos venían reclamando "desde hace meses", va a propiciar, según Sánchez, que los vecinos sigan exigiendo al Consistorio que "cumpla con sus compromisos" de refuerzo de los inmuebles adquiridos por el Gobierno municipal. La portavoz vecinal ha recordado el compromiso adquirido el 4 de diciembre por el director general de Movilidad, Rubén García, y que fue ratificado el 6 de febrero por el concejal de Movilidad, Francisco Fernández.

Los vecinos harán un seguimiento para comprobar si se ponen en marcha las medidas anunciadas por el Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios