Plan de ordenación del territorio Informe sobre al abastecimiento, saneamiento e inundabilidad en el área metropolitana

La Agencia Andaluza del Agua pone en cuestión las 'áreas de oportunidad'

  • El organismo de la Junta discute en un informe que esté garantizado el abastecimiento de agua en los nuevos crecimientos · Advierte que más de la mitad de ellos podrían sufrir problemas de inundabilidad

Comentarios 3

Con más de un centenar de alegaciones presentadas por las diferentes entidades al Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus), la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía se ha encontrado con la circunstancia de que el documento que más trabajo le generará para la tramitación de este plan procede de una Consejería amiga, o más concretamente, de la Agencia Andaluza del Agua, dependiente de Medio Ambiente. La alegación presentada por este organismo detecta numerosas carencias en el Potaus relacionadas con la planificación de las infraestructuras hidráulicas del área metropolitana que, como mínimo, ponen en cuestión el método utilizado para la elaboración del documento que establece las directrices de crecimiento de la Gran Sevilla.

El informe de la Agencia Andaluza del Agua establece que el desarrollo de las 47 áreas de oportunidad definidas -que incluyen unas 40.000 viviendas nuevas y cientos de hectáreas de suelo productivo- podrían provocar problemas en el abastecimiento y saneamiento del área metropolitana si no se hacen estudios más pormenorizados, y asimismo podrían estar ubicadas en zonas con alto riesgo de inundaciones.

Para el caso del abastecimiento, la alegación advierte que el Potaus no aporta ningún estudio sobre el consumo de agua previsto para estas zonas, "por lo que cuestionamos las razones por las que se afirma tan taxativamente (...) que nos encontramos en una situación satisfactoria, en la cual se disponen de suficientes recursos y un sistema de gestión eficaz". De hecho, el informe destaca la contradicción que supone este "sistema de gestión eficaz" del que habla el Potaus con el hecho de que "el propio plan prevé actuaciones específicas por un montante de casi 362 millones de euros para este sistema".

En el apartado de saneamiento, el informe de Medio Ambiente resalta también la paradoja entre las afirmaciones de la memoria del Potaus en las que se mantiene que "debe garantizarse que la capacidad de depuración existente es suficiente para atender a la nueva demanda que se producirá", pero posteriormente recuerda que "nada de esto se comenta en el Plan, que cita las directrices pero no aporta ningún análisis de la situación actual, ni evaluación alguna de las capacidades futuras de las depuradoras en aquellos municipios donde se van a establecer zonas de desarrollo".

Los técnicos de la Agencia Andaluza del Agua han comprobado que estos nuevos desarrollos pertenecen a municipios que cuentan con depuradoras, pero aconseja que "sería necesario comprobar la capacidad de estas depuradoras, ya que en la actualidad hay algunas muy cargadas" como la de Palomares del Río, que ya necesita duplicar su volumen de depuración para hacer frente a los crecimiento previstos en el Aljarafe, sin contabilizar las áreas de oportunidad. Curiosamente, la obra de esta ampliación está recogida en el convenio entre la Agencia Andaluza del Agua y el Consorcio Provincial pero, por el contrario, no aparece en el listado de inversiones necesarias que recoge el propio Potaus, una carencia que se produce en demasiados casos a lo largo del documento, según revela el texto de la alegación.

Por último, el documento que la Consejería de Medio Ambiente entregó ayer en Obras Públicas analiza también la inundabilidad de las zonas donde estarán ubicadas las áreas de oportunidad y la conclusión revela igualmente la ligereza con la que se ha elegido la localización de estos espacios residenciales y productivos. El 57 por ciento de estas áreas de desarrollo presentan afecciones hidrológicas en distinto grado, por lo que la alegación propone que en estos espacios "sería necesario realizar los pertinentes estudios de inundabilidad para deducir la viabilidad de la implantación, bien planteando alternativas de localización, o bien proponiendo las medidas correctoras oportunas". Incluso sentencia que "se debería huir en lo posible de la creación de estas nuevas áreas en lugares con claras afecciones de este tipo", que no menciona de manera específica, aunque existen varias áreas en las que se detecta un riesgo por encima de lo normal.

Es el caso de la plataforma logística de Alcalá de Guadaíra, que sufre la afección del arroyo del Cerezo y donde existe un nivel de riesgo B -donde A es el riesgo máximo- y "en el plan no hay ninguna actuación en relación a esta afección". También existe un riesgo similar en el nuevo parque tecnológico de la localidad, que sufre afecciones por el río Guadaíra, aunque con un nivel de riesgo C. Un tercer área de oportunidad que también sufre grandes problemas es el parque empresarial previsto en Palomares del Río, donde existe "una afección hidrológica bastante importante, de la cual no se menciona nada en el Plan".

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios