Aires de continuidad en la Audiencia de Sevilla

  • El magistrado Damián Álvarez volverá a aspirar a su tercer mandado como presidente

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) va a publicar en los próximos días la convocatoria de la plaza de presidente de la Audiencia Provincial de Sevilla por finalización del mandato del actual titular, Damián Álvarez, aunque todo apunta a que aspirará a su tercer mandato en un puesto donde la continuidad ha sido la tónica desde hace varias décadas. Damián Álvarez expresó a este periódico que esperará a la publicación en el BOE para decidir si concurre a su tercer mandato, que en su caso no durará los preceptivos cinco años sino tres y medio, los que le restan para jubilarse como juez.

De confirmarse su reelección, Álvarez habrá estado trece años y medio como presidente de la Audiencia de Sevilla, mientras que su antecesor en el cargo, Miguel Carmona, estuvo 15, entre los años 1992 y 2007.

Álvarez ha ejercido la presidencia de la Audiencia sevillana sin polémicas y fuentes judiciales dan por hecho que ningún otro magistrado se presentará como candidato alternativo. De esta manera se allanará una reelección que permitirá a Álvarez jubilarse al frente de la Audiencia y no sólo como presidente de su Sección Segunda de lo civil, cargo que ostenta en la actualidad.

Las citadas fuentes explican que otros posibles candidatos serían Andrés Palacios, ex juez decano de Sevilla y en la actualidad compañero de Álvarez en la sala de la Audiencia de Sevilla especializada en asuntos de familia, o alguna de las magistradas con mayor antigüedad en la Audiencia hispalense.

La elección de una mujer consolidaría el marcado ascenso femenino en la judicatura sevillana, donde las jueces y fiscales son mayoría sobre los hombres. También en puestos de responsabilidad se encuentran ahora María José Segarra como fiscal jefe; Begoña Álvarez como presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y representante del Consejo General del Poder Judicial en la comunidad; y María Luisa Alejandre, presidenta de la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA.

Damián Álvarez tuvo dos rivales, Pedro Izquierdo y Víctor Nieto, con ocasión de su primera candidatura en 2008, pero concurrió como candidato único en su reelección de 2013.

Nacido en Cazalla de la Sierra, Álvarez ingresó en la carrera judicial en 1976 y tuvo su primer destino en Écija y luego en Bilbao.

Tras una breve estancia en el País Vasco, el magistrado fue destinado a Córdoba y luego se trasladó al juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla. Entre los años 1996 y 2001 fue vocal del CGPJ, el máximo órgano de gobierno de los jueces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios