Patrimonio

El Alcázar recupera el Cenador del León

  • Un equipo multidisciplinar dirigido por Lola Robador restaurará el conjunto durante un año.

  • Se eliminarán los problemas ocasionados por el agua y se rescatará su vasta decoración.

El Cenador del León y el estanque con la escultura que la da nombre. El Cenador del León y el estanque con la escultura que la da nombre.

El Cenador del León y el estanque con la escultura que la da nombre. / Juan Carlos Muñoz

Detalle de la decoración de la cúpula. Detalle de la decoración de la cúpula.

Detalle de la decoración de la cúpula. / Juan Carlos Muñoz

Una de las intervenciones más importantes de los últimos años. La restauración del Cenador del León del Real Alcázar, uno de los mejores exponentes de la arquitectura manierista, avanza a buen ritmo. Dos meses lleva trabajando un equipo multidisciplinar, dirigido por la arquitecta Lola Robador, para devolver todo el esplendor a este recinto, a su estanque y a los jardines del que forma parte indisoluble. El conjunto, que se encontraba en un muy delicado estado, estaba profundamente afectado por los estragos del agua, tanto por filtraciones como por capilaridad, lo que había provocado, además, graves daños en las valiosas pinturas murales de Juan de Medina (siglo XVII) y en los azulejos de Valladares. La intervención, que tiene un coste de 315.000 euros, durará un año.

El alcalde, Juan Espadas; el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz; y la directora del Alcázar, Isabel Rodríguez, visitaron este miércoles los trabajos de restauración y recibieron las oportunas explicaciones de su responsable, Lola Robador. "Teníamos la necesidad de afrontar esta restauración por el gran deterioro que tenía", advirtió la arquitecta, que explicó la historia de la construcción, desde su época islámica, para detenerse en el rico cromatismo que en otra época adornaba al cenador, tanto interior como exteriormente. Uno de los objetivos de la intervención además de atajar los problemas que ocasiona el agua, es precisamente salvar lo que queda de esa decoración. Tras unas catas, el equipo ha descubierto que hay una capa pictórica oculta bajo los motivos geométricos del XVIII.

El coste de los trabajos para recuperar el conjunto manierista es de 315.000 euros

La actuación en el cenador abarcará a todos los elementos, desde los muros a la cubierta, pasando por los pavimentos, las pinturas o bancos. Además se dotará al recinto de una nueva iluminación y se instalará un sistemas antipalomas. En el estanque, se procederá a impermeabilizarlo y restaurar la fuente de piedra y la cerrajería. En cuanto al jardín, será restaurado con vegetación adecuada a la historia, la estética del lugar.

El alcalde apuntó a la importancia de esta restauración: "Estamos ante una de las intervenciones más importantes que se acometen en los últimos años en el Real Alcázar. Queremos por ello resaltar la labor de los profesionales que, de manera minuciosa y a veces silenciosa, son los protagonistas de la conservación del patrimonio del monumento".

Tanto Espadas como la directora, Isabel Rodríguez, destacaron que las obras se podrán ver por parte del público tanto en directo, mediante visitas guiadas con sus responsables, como a través de la página web del monumento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios