El Alcázar exhibe al público su octavo artesonado mudéjar ya restaurado

  • La puesta a punto del alfarje del Cuarto Real Alto ha costado 72.000 euros

El equipo de restauradores que lidera la experta Inmaculada Ramírez López ha finalizado la rehabilitación de los armazones y artesonados que componen el alfarje del techo del antecomedor de familia del Cuarto Real Alto de los Reales Alcázares de Sevilla, constituyendo ésta la octava pieza de esta naturaleza que se somete a restauración dado su origen en el arte mudéjar. El alcaide del Alcázar, Antonio Rodríguez Galindo, y el director conservador del recinto palaciego, José María Cabeza, presentaron ayer junto a Ramírez el resultado de estos trabajos de restauración que han contado con un presupuesto de 71.923 euros y que han supuesto la recuperación de esta armadura que orna el techo de la estancia con una abigarrada decoración de grutescos, escudos y mascarones de madera policromada. Cabeza y la directora del equipo de restauración recordaron que, al igual que otras piezas similares, este armazón mudéjar habría lucido en las estancias del Palacio del Rey Don Pedro o Palacio Mudéjar hasta su reubicación en el Cuarto Real Alto, una vez éste fue construido ya bajo el reinado de Carlos V, con lo que la pieza atesora motivos mudéjares y renacentistas con un predominio de este segundo estilo. Asesorados por la arquitecta Cecilia Cañas Palop, los restauradores han usado técnicas análogas a las primigenias para recuperar las policromías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios