calle rioja

La Algaba hace la carrera oficial por la calle Sierpes

  • Popular. En el corazón de la Fiesta Grande, el alma de una fe de pueblo

Izquierda a derecha, Fausto Velázquez, Diego J. Geniz y Fernando Piñero, con el cartel del primero en el Mercantil. Izquierda a derecha, Fausto Velázquez, Diego J. Geniz y Fernando Piñero, con el cartel del primero en el Mercantil.

Izquierda a derecha, Fausto Velázquez, Diego J. Geniz y Fernando Piñero, con el cartel del primero en el Mercantil. / josé ángel garcía

Qué reloj mide "el tiempo sin tiempo del niño". La poesía al servicio de la cronología con la firma de Luis Cernuda, uno de los padrinos literarios de la exposición Jesús. La fe de un pueblo con la que el pueblo de La Algaba, rojo y cofrade como en un relato de Giovanni Guareschi, hace estos días la carrera oficial por la calle Sierpes con una exposición para todas las edades, para todos los tiempos sin tiempo.

Tres generaciones de algabeños. Fernando Piñero (La Algaba, 1986), agente financiero de Mapfre, de la junta de gobierno de la hermandad de Jesús Nazareno, nació el año que murió Clavijito, un personaje fundamental en esta historia. Practicante de profesión, fue nombrado prioste perpetuo. Era el que vestía a la Virgen y cuando la parroquia se restauró, la imagen estuvo en su casa. La misma que ahora se ve arropada en el Círculo Mercantil por la letra del rockero Silvio que no iguala ningún psicoanalista: "Tú eres la Reina / en cualquier galaxia / porque sólo con tu Gracia / la vida se puede soportar".

El Jesús Nazareno, icono devocional por excelencia de la Contrarreforma, pautas del Concilio de Trento, es una imagen que se atribuía a un discípulo de Ruiz Gijón o de La Roldana. Pesquisas de Luque Teruel acercan la autoría a Cristóbal Pérez, de la escuela de Pedro Roldán, con maneras que lo entroncan también con el Señor descendiendo de la Mortaja e incluso con el estilo de la Macarena. Lo que no es hipotético ni opinable es que esta imagen estuvo en 1964, cuando se restauró la iglesia, en la casa común de Carmen Clavijo, tía carnal de Fausto Velázquez (La Algaba, 1950) y tía política de Diego J. Geniz (La Algaba, 1979), prioste de la hermandad, creador del lirismo mariano de la Dama de Azul, redactor de Diario de Sevilla.

El pintor Fausto Velázquez, a punto de inaugurar su exposición de Frida Kahlo en Cádiz, hizo el cartel de la hermandad de 2014. "En mi casa todos mis hermanos son jesuitas (de la hermandad de Jesús Nazareno) y del Teatro Algabeño". Contrarreforma y Contracultura en el mismo soporte de un municipio de quince mil habitantes, de los cuales una quinta parte pertenecen a esta hermandad, que se reparte el clasicismo cofrade con los cruceros de la Veracruz y los soleanos. Fausto le ha hecho dos carteles al Nazareno, otros dos a la Veracruz y en Cuaresma se estrenará el de la Soledad. "Del Nazareno hice quinientos carteles para obras sociales, no para la hermandad, porque yo soy agnóstico, que no es lo mismo que ateo".

Diego J. Geniz lleva al visitante a misterios de una hermandad clásica y popular: el último manto que salió del taller de Esperanza Elena Caro, con dibujos de Joaquín López, de Talleres Santa Bárbara; la deuda perpetua con Pilar García Desmaisieres, que hace un siglo fue la primera hermana mayor; las Potencias del Cristo, obra del joyero Manuel de los Ríos, que donó Diego Tristán, futbolista algabeño, el único sevillano que conquistó el Pichichi (con el Dépor); el canto de la Sentencia, la doble condena humana y divina, de Pilatos y del Ángel, una tradición que La Algaba ha recuperado cada Lunes de Pasión. Pueblo con fe.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios