La Alhambra, un modelo para el Alcázar

  • El sistema de venta de entradas del monumento granadino permite que 7 de cada 10 turistas accedan sin esperar colas y con un horario prefijado

Comentarios 2

Una solución para evitar las colas. De los más de 1,5 millones de personas que visitaron el Real Alcázar el año pasado, el 20,2% adquirió su entrada de manera anticipada a través de internet. Es una cifra que aumenta cada año, pero que se encuentra muy lejos de las previsiones que se manejaron cuando se implantó en el anterior mandato la venta on line. En la Alhambra tan sólo se vende en la taquilla y terminales del monumento el 19% del total. El 70% se compra de manera anticipada y el resto son para entidades con convenio. Un modelo radicalmente contrario al sevillano y que desde el Ayuntamiento están estudiando implantar para acabar con las sufridas esperas de los visitantes, que a veces aguardan más de una hora y media en la puerta, como denunciaron los guías turísticos en este periódico.

El modelo granadino que estudia el Ayuntamiento supondría un cambio radical en la gestión de las visitas del Real Alcázar. El turista que visita la Alhambra adquiere su pase con mucha antelación a través de los agentes autorizados, el teléfono o la página web ticketmaster.es. El cupo es limitado y hay que elegir una hora para acceder a los Palacios Nazaríes que se respeta escrupulosamente. El año pasado, la Alhambra recibió casi 2,5 millones de visitas y más de 1,7 compraron su entrada de manera anticipada, ahorrándose las colas y las esperas de hace años.

La entrada anticipada que se puede adquirir en la web del Patronato del Alcázar permite también fijar una hora para la visita, pero el embudo que supone el actual acceso, con tan sólo un escáner de seguridad, y el peso de la taquilla presencial, depara que muchas veces no tengan preferencia de paso, como también lamentaron los guías que acuden con sus grupos y con el tique ya comprado. Adoptar el sistema de la Alhambra en el Alcázar supondría limitar prácticamente al mínimo que exige la ley la venta en la propia taquilla del monumento. Desde el Ayuntamiento ven con buenos ojos este sistema para acabar con la mala imagen que se llevan los turistas por la larga espera.

Mientras tanto, el Patronato del Alcázar sigue dando pasos para remodelar el acceso actual de la Puerta del León, incorporando la Casa Militar, para canalizar mejor el acceso y dignificar la entrada de una monumento que es Patrimonio Mundial. Las líneas maestras del proyecto básico, desveladas por Diario de Sevilla, fueron expuestas ayer a los cinco miembros de la comisión ejecutiva y próximamente se dará a conocer al consejo del Patronato. Este anteproyecto está en fase de estudio por parte de la Comisión Provincial de Patrimonio. Una vez que dictamine, se elaborará el proyecto de ejecución con las consideraciones que considere oportunas. Desde el Alcázar no se marcan plazos porque son conscientes de la dificultad que acarrea una actuación de este tipo, a las que habría que sumar una campana arqueológica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios