Amigos del Pueblo Saharaui tilda de "locura" la situación

  • La asociación advierte que se está poniendo "en entredicho" la solidaridad de los sevillanos

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, que hace unas semanas calificó de "secuestro" el caso del matrimonio de Villaverde que ha sido denunciado por no entregar a una menor, volvió a lanzar ayer duros epítetos en relación con la situación que se ha creado con esta madre. El presidente de la Asociación sevillana de Amigos del Pueblo Saharaui, Fernando Peraita, opinó que este caso "es una locura", porque la familia tenía que haber devuelto de forma inmediata la niña, "en cuanto la madre se lo pidió".

A su juicio, la negativa de la pareja a entregar a la menor evidencia que "tienen un problema personal, aunque no sé cuál es ni quiero faltarles", pero lo que está claro es que "quieren solucionarlo con esta niña". El responsable de la asociación que cada año trae a Sevilla unos 800 niños saharauis para su acogida con familias de la provincia, aseguró que el caso de esta pequeña es un hecho "aislado y sin sentido".

Fernando Peraita recordó que casos como éste "ponen en entredicho la solidaridad de los sevillanos, que tienen un comportamiento ejemplar, es un pueblo con una solidaridad absoluta, sobre todo con los saharauis". El presidente de la asociación recordó que el documento que firman los acogedores con la entidad parte de la "buena voluntad" de ambas partes y lamentó que casos como éste ponen "sobreaviso a todo el mundo". El representante de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui insistió en que todo el programa se basa en la solidaridad, porque de lo contrario, ironizó Peraita, habría "que ir al notario o al juez" para certificar la entrega de los menores.

En cuanto al caso de la hija de Ghedjemoula Mohamed, el presidente de la organización explicó que la madre podía haber admitido incluso que la niña acabara el curso en Villaverde del Río, pero lo que ocurre es que el matrimonio "no quería ni dejar que viera a la niña, esto es lo que está fuera de lugar, y decir además que no se ha ocupado de la niña".

El representante confió en que el juez resuelva pronto y entregue en un plazo breve a la niña, porque para la madre biológica todo esto "es un sufrimiento". Fernando Peraita también señaló que el matrimonio de Villaverde, "también va a sufrir mucho" con este caso, aunque criticó que la pareja haya esgrimido como uno de los argumentos que la madre quiere llevarse a la hija al desierto. "¿Y qué pasaría si fuera así? El desierto es su casa y donde está su familia, allí estudiará y estará con los suyos", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios