La contratista de la comisaría de Bellavista retrasa su entrega hasta mitad de marzo

La contratista de la comisaría para la Policía Local que se levanta en la barriada de Bellavista ha conseguido que la Gerencia de Urbanismo autorice la ampliación del plazo de ejecución de las obras al 15 de marzo. La junta de gobierno local aprobó el pasado viernes esta nueva fecha tras la petición de la empresa "en base a las incidencias derivadas de los suministros aplacados de fachada, el retraso aplicable al desmontaje de andamios, así como la nueva grúa torre que afecta al sótano, planta baja y lucernario de planta cubierta".

Tras más de un año de parón, las obras de la futura comisaría regresaron el pasado verano con la intención de que durante el primer trimestre de este año ya se encuentre en funcionamiento tras dotarla de los equipamientos, materiales y recursos necesarios para los agentes. La fecha será imposible de cumplir.

El edificio que debería haber entrado en funcionamiento en 2015, contará con tres niveles. El sótano servirá de garaje para los vehículos; en la planta baja se localizarán los accesos, la zona de atención al público y los despachos; la planta que ocupa el primer nivel se destinará a dependencias para el funcionamiento de los agentes; y en la segunda se situarán los despachos de los mandos y de la unidad administrativa adscrita a ellos. El presupuesto roza los 1,2 millones de euros.

Su construcción fue planificada y presupuestada en el último tramo de la etapa del alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín. Aún dentro del anterior mandato de Juan Ignacio Zoido, la obra fue adjudicada a Sando. Las tareas arrancaron en marzo de 2014, pero varios desacuerdos económicos y técnicos obligaron a paralizarlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios