Andalucía alcanza la tasa de paro más alta de su historia

  • Llega al 35,42% en el tercer trimestre y se acerca al millón y medio de desempleados (1.424.200) · Con 61.300 personas más sin trabajo, la región concentra el 70% del alza registrada en España .

Comentarios 38

En números absolutos el récord de paro ya se superó hace tiempo, pero en lo que se refiere a la tasa (el porcentaje de desempleados respecto a las personas mayores de 16 años que tienen un trabajo o lo buscan) todavía tenían ese triste honor los indicadores de la crisis de 1994, con un 34% de paro en el caso andaluz. Pues bien, ya no. La Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al tercer trimestre indica que la región tiene un 35,42% de tasa de paro, 1,5 puntos superior que el trimestre precedente.

Casi peor aún: el número de parados se acerca peligrosamente al millón y medio (1.424.200) tras crecer en 61.300 personas. En España ha subido en 85.000, y eso quiere decir que el 71,7% del incesante alza corresponde a Andalucía. La causa ha sido, fundamentalmente, la destrucción de empleo, con una población activa que se mantiene en ligero ascenso (3.000 personas más). De julio a septiembre la cifra de ocupados en Andalucía descendió en 58.400 personas en relación con el trimestre anterior, lo que supone una caída del 2,20%. Es cierto que en todo esto tiene mucho que ver el drástico bajón de la actividad agraria en el verano, que ha reducido hasta en 32.000 personas la ocupación. Pero también la construcción (20.500 ocupados menos) y la industria (7.500) han registrado significativas caídas, que el sector servicios no ha logrado compensar. En el trimestre vacacional por excelencia sólo ha creado la exigua cifra de 1.800 empleos. La razón ha sido, fundamentalmente, que los servicios públicos han reducido la ocupación en 12.900 personas (33.400 en el último año).

Los datos más dramáticos, lejos de atenuarse, se agudizan. Ya superan las 750.000 (757.600) las personas que llevan más de un año buscando trabajo, 26.700 más que hace tres meses. Son más de la mitad (53,19%) de todos los parados andaluces. También son 7.600 más (muchos más que en España) los nuevos hogares con todos sus miembros en paro, hasta llegar a los 456.600.

En España, el paro afecta ya a una de cada cuatro personas en edad de trabajar, con un nuevo récord de desempleados que se fija en 5.778.100, tras aumentar entre julio y septiembre en 85.000 personas. La tasa de desempleo se sitúa en el 25,02% de la población activa, la mayor de la serie histórica. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, consideró que el mal dato del tercer trimestre debe ser un "acicate" para seguir con las reformas y la ministra de Empleo, Fátima Báñez, resaltó como "esperanzador" el aumento de 65.100 autónomos.

La ocupación descendió en 96.900 personas y situó el número de ocupados en 17.320.300. Entre los empleados públicos disminuyó en 49.400 asalariados (hasta 2.991.700, lo que supone volver a niveles de 2008) y en 47.600 en sector privado (hasta situarse en 14.328.600). El número de hogares con todos sus miembros en paro fue de 1.737.900, con un aumento de 200 familias respecto al trimestre anterior, mientras que aquellos en los que todos sus integrantes están ocupados bajó en 58.800, hasta 8.521.700.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios