Cofradías Presentación del cartel de la Semana Santa de 2010

Anuncio con liturgia y teatro

  • La Virgen de la Caridad del Baratillo es el motivo central de la pintura de Luis Rizo · Por primera vez el acto se celebró fuera de la capilla del Consejo de Cofradías

"Si os gusta que lo disfrutéis y si no, de las cosas que se hacen mal también se aprende y yo quiero aprender de vosotros". El cartel de la Semana de Sevilla del año 2010 ya ha visto la luz. Su autor, Luis Rizo, ha querido representar en el lienzo las partes litúrgica y teatral de la fiesta, con el paso de palio de la Virgen de la Caridad, de su Hermandad del Baratillo, ocupando el centro de la escena. Por primera vez la presentación tuvo lugar fuera de la Capilla de Santa María de Jesús, trasladándose el acto al cercano Palacio Yanduri.

La obra, realizada con técnica al óleo sobre lienzo, mide 116 x 89 centímetros y está formada por dos composiciones cuyo nexo es una tela de damasco granate que se dispone a modo de dosel o baldaquino.

La primera de las escenas corresponde a la parte litúrgica, simbolizada por dos ángeles que adoran la reliquia del Lignum Crucis que la Hermandad de la Vera Cruz saca en su cortejo procesional cada Lunes Santo, "la reliquia más importante de toda la Semana Santa ante la que los sevillanos nos postramos para adorarla y besarla todos los años", explicaba el autor.

La segunda composición es la puramente teatral: "Se ha levantado el telón y está pasando un acto de la pasión". Luis Rizo ha incluido en ese damasco varias figuras y heráldicas de la Semana Santa a modo de simbolismo, "que hay que ir descubriendo". Entre ellas, se encuentra la Cruz de Jerusalén, el escudo real, la Cruz Trinitaria, la de Santiago, la mitra, la corona de espinas o el capelo cardenalicio.

En esa "obra teatral" que es la Semana Santa, dos actores principales aparecen en el escenario dispuesto por Rizo: un nazareno del Baratillo con una bocina al hombro, "con la elegancia que distingue a Sevilla de otros sitios", y un armao de la Macarena, concretamente el teniente, "que es un armao distinguido luciendo machete y el pájaro de la tercera legión con orgullo".

El motivo central del cartel es la Virgen de la Caridad en su paso de palio saliendo del Arco del Postigo: "Uno de los palios que mejor se pasean por Sevilla". Rizo se dirigió en ese momento al hasta el año pasado capataz, Rafael Díaz Palacios, que aparece de espaldas delante del paso: "Este cartel es para ti, Rafael".

Por último, el artista reveló que la otra Virgen del Baratillo, la Piedad, aparece en el cuadro en los dos ángeles, que son de su canastilla, en parte del azulejo que está en el Postigo o en el nazareno: "La Caridad va flanqueada por la Piedad".

Durante el acto, también intervino el poeta y miembro de la Asociación Española de Críticos de Arte Manuel Lozano, para explicar la obra desde un punto de vista estilístico y formal. Lozano aseguró que la pintura correspondía a un "barroquismo muy sevillano" y que había mucha "armonía y equilibrio en su composición". Concluyó diciendo que Rizo había cumplido con la misión imprescindible de un cartel: "Anuncio y Arte".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios