Apenas dos días de lluvias fuertes durante los tres meses, pero con consecuencias trágicas

  • Dos fallecidas e importantes inundaciones son el balance de un otoño especialmente seco

En este otoño se ha consolidado una tendencia que ya se adivinaba en años anteriores, pero que se confirmó el pasado octubre con consecuencias trágicas. Cada vez llueve menos días, pero con mucha más intensidad y en puntos muy concretos, una situación que en pocas ocasiones sirve para aliviar los problemas de sequía y que, por el contrario, suele provocar grandes problemas en las infraestructuras y genera grandes pérdidas, tanto económicas como humanas, como ocurrió el pasado 2 de octubre en Alcalá de Guadaíra, cuando murieron dos mujeres a consecuencia de tromba de agua que cayó sobre la localidad -y exclusivamente sobre la localidad- en una hora. Aunque las predicciones sobre el impacto del cambio climático trasladan las consecuencias de este fenómeno a mitad de este siglo, lo cierto es que la provincia de Sevilla lleva un par de años sufriendo precipitaciones con estas características.

Lo dicen las estadísticas de la CHG e incluso del Instituto Nacional de Meteorología(INM). En el presente otoño se han dado apenas seis días en los que se han registrado precipitaciones, entendiendo por tales un registro de más de un litro por metro cuadrado de manera regular por toda la provincia, es decir, no sólo en un punto concreto. De estos cinco días, además, sólo dos contaron con lluvias importantes. Son los días 24 de octubre y 20 de noviembre. El segundo de ellos es recordado porque provocó un auténtico colapso de tráfico en la ciudad,que quedó anegada en muchos puntos debido a los más de 100 litros por metro cuadrado que se contabilizaron en los pluviómetros tanto de la CHG en la provincia como del INM en la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios