Aprender para cumplir un sueño

  • La Escuela de Artistas lleva tres años formando músicos a través de cursos dirigidos por profesionales

Cantar, emocionar, salir en la televisión, hacerse famoso, vivir de la música, tener muchos fans, gastar mucho dinero, ser invitado a las mejores fiestas... Todos estos deseos los tiene cualquier joven que quiere empezar en el mundo de la música, empujado por los buenos propósitos de triunfar, pero cuyas ansias de éxito cuestan mucho sacrificio y esfuerzo.

"Lo primero que hacemos aquí es bajar los humos rápido y explicar que hay que currar mucho, para lo que ofrecemos formación de calidad a través de profesionales", comentaba Juan Pedro Ayllón, gerente de la Escuela de Artistas, la cual lleva tres años funcionando en la ciudad ofreciendo cursos sobre música, además de su estudio de grabación profesional a distintos artistas reconocidos.

Unos 80 alumnos han pasado durante estos tres años por este centro educativo, que dispone de tres tipos de cursos: uno de técnica vocal, de carácter individual; otro nuevo denominado Intro, en el que además de lo anterior se trata la expresión corporal; y el integral, su "curso estrella" para grupos, donde se añade la formación musical y artística a través de asignaturas más complejas y complementarias sobre el mundo de la música, "para aprender a manejarse con todo lo que rodea el espectáculo", a lo que se une la posibilidad de grabar en el estudio.

"La mayoría de los alumnos tienen entre 15 y 35 años, aunque muchos vienen también a perfeccionarse", comenta Pedro Ayllón, uno de los fundadores de la escuela junto a José Abraham, compositor de varios temas de David Bustamante, Chenoa, María Isabel o David Bisbal, entre otros jóvenes artistas comerciales de la actualidad.

Precisamente eso es lo que buscan desde la Escuela de Artistas, buscar artistas andaluces en potencia y con talento que sigan los pasos de los cantantes surgidos en Operación Triunfo u otros programa de televisión. "Llevamos tres años organizando junto a Fnac un casting para captar nuevos talentos", recuerda Pedro sobre las pruebas realizadas recientemente, a las que se presentaron 300 aspirantes y fueron elegidos nueve finalistas, aunque sólo uno disfrutará de la formación en la Escuela de Artistas.

"También ofrecemos un premio a nuestros alumnos a final de curso, que consiste en una beca al que haya trabajado más o haya hecho más esfuerzo, sin tener que ser el que mejor cante", apuntaba el gerente de la Escuela de Artistas, donde en febrero comienza a desarrollarse el curso Intro hasta el mes de julio, al igual que el integral, que se imparte cinco horas a la semana, normalmente de un mismo día.

Este centro formativo es pionero en Andalucía, región en la que se puede encontrar formación de música clásica en los conservatorios y de flamenco en multitud de escuelas y peñas, pero no de estilos modernos. "Estamos en la Sevilla del siglo XXI y aquí no suenan solamente marchas de Semana Santa, aunque también viene aquí gente de orquestas", reflexionaba Pedro sobre los estilos musicales actuales, como el rap y el hiphop, además del rock y el pop, que piden los alumnos, así como la copla, de moda también gracias a la televisión.

"En Andalucía hay mucha gente con talento tanto en el canto como en otras cualidades", señalaba José Abraham, impulsor de esta escuela en Sevilla para competir con otros centros de Madrid y Barcelona, donde hasta hace poco eran las únicas ciudades con formación profesional seria.

La escuela hispalense lleva poco tiempo en funcionamiento aún, pero es seguro que de aquí a unos años saldrán jóvenes intérpretes de calidad y con talento que dejarán el listón bien alto del panorama de la canción actual, con buenos productos surgidos de la tierra andaluza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios