Arrancan la puerta de cuajo para robar en un piso de la plaza del Museo

  • Los delincuentes desvalijan dos domicilios del mismo bloque aprovechando la ausencia de los inquilinos el fin de semana

Un piso de la plaza del Museo fue el escenario de un espectacular robo ocurrido este fin de semana, en el que los ladrones llegaron a arrancar de cuajo la puerta para acceder al domicilio. El robo se produjo durante el fin de semana, cuando no había nadie en el edificio, ya que todos los vecinos se encontraban fuera de Sevilla. Los ladrones, por tanto, accedieron en algún momento entre la noche del viernes y la tarde del domingo.

Una vez dentro del bloque, reventaron las cerraduras de dos viviendas. En una de ellas lograron entrar forzando la cerradura, pero en la otra no lo consiguieron porque se atascó el cerrojo. Por ello, decidieron golpear la puerta hasta que ésta cedió y quedó arrancada de cuajo, incluso con el premarco. El estruendo que a buen seguro generaron los golpes no fue oído por nadie en el bloque ni en el entorno. Sólo una mujer aseguró que le pareció oír algo el domingo por la mañana, si bien en ese momento suele haber bastante actividad en la plaza, ya que se celebra el mercadillo de los pintores.

De la vivienda en la que arrancaron la puerta, los ladrones sustrajeron numerosos objetos valiosos. Entre otras cosas, se llevaron un ipad, un ordenador, un robot de cocina y varias joyas de oro, así como unos gemelos de oro y zafiro. También abrieron una caja fuerte en la que había entre 3.000 y 4.000 euros. El propietario del piso descubrió la puerta arrancada la tarde del domingo, al regresar a su domicilio.

La Policía Nacional ya ha inspeccionado el piso y ha estado examinando la puerta y el interior de la vivienda, para tratar de hallar alguna huella. El dueño de la casa presentó ayer la denuncia en la comisaría del Distrito Centro. En la otra vivienda, la que abrieron sólo forzando la cerradura, los ladrones apenas se llevaron nada, ya que los propietarios están actualmente haciendo una mudanza y no había objetos de valor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios