urbanismo

La Avenida del Greco se transformará en un espacio sostenible pionero

  • El Ayuntamiento invertirá 2,7 millones para convertir esta arteria del Polígono de San Pablo en sostenible y saludable.

  • Se duplicarán los árboles y la sombra.

Comentarios 10

La avenida del futuro. Así calificó este martes el alcalde, Juan Espadas, la transformación que se llevará a cabo en la Avenida del Greco. Esta arteria principal del Polígono de San Pablo será reurbanizada con unos criterios sostenibles y servirá como experiencia piloto que se podrá exportar a otras calles y zonas de la ciudad. El Ayuntamiento, a través de Emasesa, la Gerencia de Urbanismo y Parques y Jardines, destinará una cantidad próxima a los 2,7 millones de euros en una obra que comenzará, tras salir a licitación en noviembre, en el primer trimestre de 2018 y tendrá una duración de doce meses.

Espadas definió la actuación como un "laboratorio urbano" que permitirá conocer diversos aspectos, como la calidad del aire o la temperatura de los pavimentos y distintos materiales, para saber cómo se puede mejorar la calidad de vida de los vecinos. La actuación sitúa al ciudadano como eje principal, potenciando aspectos como la movilidad, los espacios de encuentro, la vegetación, el mobiliario urbano y el agua. El área peatonal pasará del 36% de la superficie actual a un 54%; las zonas de sombra, de 2.685 m2 a 7.821 m2; y el acerado, de 8.952 m2 a 13.370 m2. Toda la zona que se reurbanizará incluirán 3.983 m2 de suelo ecoeficiente.

"Es un proyecto piloto. Hemos elegido San Pablo, justo cuando celebramos el 50 aniversario de este barrio, para probar un nuevo modelo de diseño de la ciudad que suponga una transformación completa. Hemos elegido una calle concurrida, con una elevada incidencia en todo el barrio y hemos realizado un diagnóstico que sirva para probar dentro de unos años cuál es la evolución que ha tenido el barrio tras esta inversión. Funcionará como un laboratorio urbano", explicó Espadas durante la presentación del proyecto en el centro cívico del barrio. El alcalde estuvo acompañado por el consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop; la delegada del distrito San Pablo-Santa Justa, Inmaculada Acevedo; y el catedrático de Ecología y director de la Oficina de Sostenibilidad de la Universidad de Sevilla, Enrique Figueroa.

La reurbanización, que se enmarca en un plan que el Ayuntamiento ha denominado Ciudad Saludable, potencia los recorridos a pie y la accesibilidad universal en todas las zonas; cambia el carril bici de la acera sur a la norte; limita la velocidad a 30 Km/h; elimina los obstáculos para los peatones; amplia la acera sur; y crea nuevas plazas y zonas de estancia, dotando a la situada en el centro de salud de una zona wifi.

Durante 15 días los vecinos podrán hacer sugerencias a través de la web municipal

La mejora de la vegetación de la avenida es otro de los pilares de la transformación. Aumentará el número y la diversidad de especies vegetales, aumentado el número de ejemplares de 124 a 214. Se incrementarán las zonas de sombra, habrá una nueva alineación de los árboles, se crearán jardines de lluvia, que filtrarán y reutilizarán el agua, pavimentos permeables y una nueva red de riego por goteo.Toda la calle será equipada con un nuevo mobiliario urbano que reducirá la contaminación visual: 57 bancos por los 18 actuales; seis bicicleteros; y 58 puntos de luz, más del doble de los que hay ahora. También se soterrarán los contenedores de basura, y se incorporarán nuevos juegos infantiles.El agua y su gestión eficiente es otro de los pilares básicos del proyecto. Emasesa renovará por completo las redes de abastecimiento y saneamiento, incorporando sistemas de drenaje sostenibles. Se construirán aljibes para almacenar el agua para el riego y se instalarán fuentes para consumo y ornamentales.

Fuente: Ayuntamiento de Sevilla; Infografía: Departamento de Infografía Fuente: Ayuntamiento de Sevilla; Infografía: Departamento de Infografía

Fuente: Ayuntamiento de Sevilla; Infografía: Departamento de Infografía

Durante la presentación, el catedrático de Ecología Enrique Figueroa, insistió en la necesidad de hacer una ciudad más saludable y habitable para sus vecinos: "Hay que iniciar un camino sin retorno hacia un nuevo modelo de ciudad a través de la transformación de sus barrios. Esta transformación se basa en la salud, el urbanismo y la ecología". El alcalde abundó en esa idea: "Es un proyecto de ciudad sostenible y saludable".

El Ayuntamiento ha estado trabajando durante el último año en este ambicioso y pionero proyecto, que ha sido presentado en las últimas semanas a las entidades y colectivos de la zona. En los próximos 15 días, las personas que lo deseen tendrán la posibilidad de realizar propuestas y sugerencias a través de un proceso de participación en la web municipal. El objetivo es que las obras puedan arrancar en el primer trimestre de 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios