El Ayuntamiento pide a la Junta que colabore para desbloquear Altadis

  • Urbanismo confirma el avance con la tabacalera para dividir los suelos y compatibilizar equipamientos públicos y zonas de ocio.

Comentarios 2

El Ayuntamiento de Sevilla y la multinacional tabaquera Altadis negocian actualmente, "con buen entendimiento", el destino de los suelos de la calle Juan Sebastián Elcano que albergan la antigua planta de la multinacional gala, que años atrás deslocalizó su producción sevillana quedando abandonadas las instalaciones. Mientras el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) contempla unos usos industriales para esta parcela, el Consistorio hispalense y Altadis negocian dividir los terrenos entre una franja de usos socioculturales que asumiría el Ayuntamiento y una zona reservada para la multinacional que admitiría usos terciarios.

Para ello será necesario la autorización del Gobierno andaluz, por lo que el concejal de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo, Gregorio Serrano, pidió este lunes "responsabilidad" a la Junta de Andalucía para "atender a los requerimientos y necesidades de la ciudad". "Pedimos sensibilidad con los problemas de Sevilla y con los acuerdos que esta ciudad esta luchando por alcanzar con empresas e instituciones para reactivar la economía", apuntó.

El concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez, explicó que ambas partes llevan "meses negociando" una solución para los valiosos suelos que la compañía conserva en la calle Juan Sebastián Elcano, a orillas del río Guadalquivir, tras haber paralizado la producción de la planta a mediados de la década pasada. El PGOU de 2006 mantiene la calificación industrial que pesaba sobre estos terrenos.

La negociación contempla un "reparto del terreno" al objeto de que el Ayuntamiento "asuma" una parte de la parcela para destinarla a "usos socioculturales" con equipamientos públicos que incluirían incluso "un aparcamiento y oficinas municipales", entre otras cosas, mientras que la multinacional conservaría una franja para su aprovechamiento en materia de "usos terciarios". Vílchez habló de "un hotel o un espacio comercial", por ejemplo. Además el proyecto de Urbanismo contempla la apertura de un paseo junto al río donde se pondrían instalar establecimientos hoteleros y de ocio para revitalizar esta zona del barrio.

En cualquier caso, Vílchez admitió este lunes que el acuerdo no está cerrado, "pero tenemos un buen entendimiento". El delegado municipal defendió que este acuerdo no contempla ningún "desembolso" de dinero público ni la construcción de viviendas en este espacio en cuestión. Así, el concejal popular reclamó colaboración a todas las fuerzas políticas e instituciones para que el "espacio muerto" que actualmente constituye la fábrica abandonada de Altadis se "incorpore" a la ciudad a través de nuevos activos "que serán beneficiosos para todos los ciudadanos".

Fuentes municipales apuntaron este lunes que la intención del alcalde es consensuar con los dos grupos de la oposición este tema para garantizarse su apoyo y acudir en bloque ante la Junta de Andalucía, que será quien tenga la última palabra para poder poner en marcha el proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios