El Ayuntamiento se suma al Proyecto de Intervención en el Polígono Sur

  • La iniciativa de la Obra Social de La Caixa persigue mejorar la convivencia intercultural

Comentarios 2

Un trabajo para la cohesión social y en favor de la convivencia. El alcalde, Juan Espadas; el director territorial de Caixabank en Andalucía occidental, Rafael Herrador; el director corporativo del Área Social de la Obra Social La Caixa, Marc Simón; el coordinador de proyectos de la Fundación Cajasol, Javier Blanco; y la comisionada para el Polígono Sur, Mar Gonzalez, rubricaron ayer la ampliación a un segundo año del convenio de colaboración para la continuidad del Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural en el Polígono Sur. La novedad es que el Ayuntamiento se suma por primera vez a este programa cuyo fin último es mejorar la vida y la convivencia de los residentes.

Espadas señaló que el Polígono Sur es uno de los lugares donde probablemente más se demuestra la capacidad de colaboración entre las administraciones y la iniciativa privada en materia social para trabajar contra la exclusión, apostando por la interculturalidad: "Los problemas en la zona son de gran envergadura y existe una enorme brecha de desigualdad. Hay que dar un paso al frente porque se trata de un barrio más de la ciudad, no es un barrio ajeno en el que el Ayuntamiento escurre el bulto porque ya hay otras administraciones, sino que es responsable. Estamos para asumir que los problemas de la zona son los problemas de la ciudad y, por tanto, del Ayuntamiento, que apuesta por seguir manteniendo la inversión en estos barrios".

La comisionada, por su parte, destacó ese "trabajo en positivo, por el aprecio de la vida en común", con el objetivo de resolver los aspectos negativos de la convivencia. Además, ensalzó la labor conjunta realizada en beneficio de los ciudadanos. El director de Caixabank, Rafael Herrador, señaló que se trata de un proyecto importante, valorando la disponibilidad municipal y del resto de los actores, y recalcó que es una muestra más del compromiso de la entidad con la ciudad.

Marc Simón expuso que es un proyecto que aúna voluntades y que apuesta por que la mejora del barrio sea una realidad: "Si conseguimos que todo el mundo participe, que puede colaborar en la actuación que se hace día a día, se puede recuperar ese orgullo de pertenencia al barrio para que mejore".

En este segundo año de actuación, el objetivo del proyecto es potenciar la participación de las administraciones, los recursos técnicos profesionales y los ciudadanos "a través del impulso del conocimiento compartido, el diagnóstico comunitario y el diseño de una programación comunitaria intercultural como elementos claves para el desarrollo de la convivencia intercultural". El programa comenzó por el el diagnóstico de las necesidades de la población.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios