urbanismo

Cambio de rumbo para Altadis

  • El Ayuntamiento y la multinacional acuerdan un protocolo que marca las pautas para su recuperación.

  • Antes de firmar un convenio se creará un catálogo con los bienes a proteger y se abrirá un proceso de participación.

  • La modificación del plan general comenzará antes de que termine 2018 y los usos terciarios serán reducidos.

Comentarios 5

Cambio de rumbo para la antigua fábrica de tabacos. Juan Espadas regresa al punto de partida. El gobierno socialista aprobó este viernes un protocolo acordado con la multinacional Altadis que marcará las pautas previas de la negociación y los estudios necesarios antes de la formalización de un convenio que sirva para desarrollar una transformación urbanística y la recuperación para la ciudad de este complejo ubicado en el barrio de Los Remedios. El objetivo es lograr un proyecto arquitectónico atractivo que revitalice económica y socialmente este espacio junto al río. Para llegar a este punto ha sido necesario resolver el anterior convenio firmado por Juan Ignacio Zoido en febrero de 2015. La situación urbanística de la parcela vuelve a ser suelo industrial, lo que contempla el PGOU de 2006.

Antes de presentar una propuesta para modificar el plan general y firmar el convenio se elaborará un catálogo de los bienes e instalaciones existentes en el complejo de la fábrica de tabacos que deben quedar protegidos de acuerdo con los criterios de los órganos competentes de la protección del Patrimonio histórico de la Junta de Andalucía, y se abrirá un proceso de participación a través de un debate ciudadano en el que se aporten ideas, sugerencias y preocupaciones. La idea es iniciar la modificación antes de que termine este año.

El gobierno llamará "a varias puertas" para lograr un proyecto atractivo en el edificio

Sin perjuicio de los informes patrimoniales, esa propuesta deberá incluir la integración de la parcela con la ciudad y el barrio abriendo al río la fachada urbana, articulando zonas verdes, espacios libres de uso público que garanticen la continuidad peatonal y el acceso a la ribera fluvial; la implantación de equipamientos públicos de distinto carácter; el protagonismo del edificio principal, que debe quedar garantizado a través de un proyecto innovador; la preservación íntegra de los jardines de Manuel Ferrand; y asegurar la continuidad de los usos sociales que se desarrollan actualmente en la capilla y espacios asociados en los que tiene su sede la Hermandad de las Cigarreras.

En el documento del protocolo de intenciones suscrito entre el Ayuntamiento y Altadis se especifica que estas premisas deben ser compatibles con la introducción de usos de servicios terciarios que sirvan como elemento de atracción para localizar empresas y actividades económicas. El objetivo es lograr conciliar los intereses de la propiedad con los de la administración municipal. "Éste es el resultado de año y medio de negociaciones y trabajos para desbloquear este complejo que está situado en un enclave privilegiado y que debe ser en el futuro un proyecto de referencia para la ciudad de Sevilla", apuntó el alcalde. El texto deberá ser aprobado por lo grupos políticos en el Pleno.

El gobierno socialista se ha comprometido a iniciar la tramitación de una propuesta en la que se definan con precisión los elementos que deben ser protegidos de la antigua fábrica de tabacos. Familiares de Delhy Tejero han reclamado en los últimos años la conservación de los lienzos que, en 1965, la artista toresana pintó por encargo para decorar el vestíbulo del edificio. Una segunda obligación contraída es propiciar la apertura de un debate ciudadano que aporte ideas que sean consideradas para la modificación del PGOU. En el caso de la multinacional, la intención es suscribir un convenio con el Ayuntamiento en el que se reflejen los compromisos y cargas que se asumirán mutuamente en relación con la nueva ordenación urbanística. En particular con los nuevos usos y actividades a desarrollar en la parcela. Además, se compromete a ceder a favor de la ciudad los terrenos y edificaciones destinados a equipamientos públicos y las superficies destinadas a viarios en el interior de la parcela. Fuentes de Altadis indicaron que "este protocolo supone un paso importante de cara a llegar a un acuerdo final que sea favorable para ambas partes. Sobre todo que beneficie a la ciudad y a los vecinos del barrio de Los Remedios".

Hay otros objetivos generales que aparecen en el protocolo acordado. La implantación de equipamientos públicos orientados a satisfacer servicios públicos no cubiertos de forma adecuada en el distrito; y permitir una baja respecto a las expectativas generadas en el convenio de 2015 de la implantación de usos de servicios terciarios. Consultado sobre la llegada de inversores, Antonio Muñoz (concejal de Hábitat Urbano) afirmó que "hemos sido proactivos. Llamaremos a varias puertas". Hace un año se barajaba que esas instalaciones se conviertan en la sede de la Singularty University de Silicon Valley, institución de enseñanza superior dedicada a la investigación y desarrollo tecnológico. La idea del equipo de gobierno siempre ha sido que la antigua fábrica de tabacos acoja proyectos en beneficio de la ciudad y que sirvan para crear empleo e impulsar la economía.

El alcalde recalcó varias veces las diferencias entre el nuevo protocolo de intenciones y el convenio de hace tres años. Este dividía el solar de 26.177 metros cuadrados de superficie en dos grandes zonas: una, la situada más al sur, que permanecía en manos de Altadis y que se recalificaba para acoger usos terciarios (centro comercial, hoteles, bares, etcétera), y otra, la que linda con el Círculo de Labradores, que cedía la tabaquera al Ayuntamiento para desarrollar equipamientos de barrio, servicios sociales y usos culturales. El Consistorio, además, se beneficiaba de una parcela para usos lucrativos. Tanto la ciudad como la multinacional disponían de unos 31.000 metros cuadrados de edificabilidad en los suelos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios