La organización de la Carrera de la Mujer será asumida por el Ayuntamiento

  • Las 14.000 mujeres afectadas por la cancelación de la prueba deportiva serán recompensadas "no sólo con dinero".

Participantes delante de un coche de la Policía Local. Participantes delante de  un coche de la Policía Local.

Participantes delante de un coche de la Policía Local. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 3

El Ayuntamiento asumirá la organización de la próxima edición de la Carrera de la Mujer tras la cancelación este año a última hora de un evento deportivo en el que iban a participar 14.000 mujeres. Las corredoras serán recompensadas "no sólo con dinero".

Minutos antes de reunirse con los dueños de la empresa Sportlife (grupo Motorporess-Ibérica) con la intención de aclarar todos los motivos que llevaron a suspender la carrera minutos antes de la hora prevista para su comienzo, Juan Espadas señaló que "de todo se aprende" y abogó por que el Consistorio asuma la organización del evento directamente. "Cuando se llega a esos volúmenes de personas inscritas, no se puede dejar en manos de una organización privada que en un momento puede tomar una decisión en base de si tiene la documentación en regla o no sin que el Ayuntamiento tenga capacidad de decisión".

Espadas entiende que la suspensión "fue un chasco, no debe volver a repetirse"

A este cambio para la próxima edición hay que sumar la compensación que recibirán las corredoras que no pudieron participar  en la prueba. "No sólo con dinero", desveló el alcalde socialista después de recordar que a la empresa "le faltaba documentación y había permisos que no estaban en regla", a lo que se sumó que "empezó las gestiones tarde, pese a que las mujeres estaban inscritas mucho antes". Una última reflexión de Espadas: "Las mujeres no se merecían esa suspensión, fue un chasco. La situación vivida no puede volverse a repetir".

La organizadora de la Carrera de la Mujer sacó a la venta los dorsales antes de solicitar una autorización al Ayuntamiento para celebrar este evento deportivo. Desde el gobierno socialista se defendió a principios de esta semana que la empresa es la "única culpable" de la cancelación de un evento que el Ayuntamiento podría haber "suspendido de oficio" al no aportar la organizadora toda la documentación. Tras defender que no se hizo por "buena voluntad", desveló que la empresa renunció a celebrar la carrera cuando se le comunicó que iba a afrontar una sanción administrativa por sus diversos incumplimientos. Dos horas y media antes del comienzo del evento, la Policía Local realizó una serie de comprobaciones previas a la prueba y comunicó "por escrito" a los responsables de la organización que dado el incumplimiento de varios "requisitos" en materia administrativa iban a ser sancionados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios