El Ayuntamiento concluye las obras en el Palacio del Pumarejo

  • La restauración no podrá acometerla hasta la obtención de la titularidad plena

La semana pasada concluyeron las últimas obras de conservación impulsadas por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla en la casa palacio del Pumarejo a la espera de que prospere el proyecto integral de restauración de este monumental palacio del siglo XVIII, una iniciativa para la que es necesario que la administración local arrebate a la empresa Quo Hoteles Integrados la titularidad que ostenta sobre el 50% del inmueble.

Uno de los portavoces de Plataforma por la Casa del Pumarejo, José Pedrinazzi, informó de que hace varios días finalizaron las obras "subsidiarias" de conservación iniciadas en marzo con un presupuesto aproximado de 17.000 euros. La restauración integral que reclaman los colectivos vinculados al palacio sólo podrá acometerse cuando el Ayuntamiento goce de la titularidad completa del inmueble.

En enero de 2007, el edificio fue sometido a obras urgentes de conservación por valor de 34.000 euros a cuenta de la Gerencia de Urbanismo, anunciando posteriormente el Ayuntamiento que intentaría negociar con Quo Hoteles Integrados la adquisición de su parte al objeto de iniciar la prometida rehabilitación completa del edificio.

Según el acuerdo alcanzado en febrero de 2006 entre el Ayuntamiento de Sevilla y los antiguos propietarios del palacio del Pumarejo, el Consistorio adquirió el 50% de la titularidad del inmueble, de unos 1.600 metros cuadrados, ofreciendo a éstos una parcela de titularidad municipal ubicada en la calle Maimónides.

De este modo, quedó sin efecto la opción de expropiación forzosa del palacio en su conjunto, vía que sí se mantuvo en el marco del nuevo PGOU para la recuperación del resto del inmueble. Los antiguos propietarios reconocieron mediante el acuerdo la deuda contraída con la Gerencia de Urbanismo, que se elevaba a 123.064,25 euros, en concepto de las obras de conservación realizadas por el Ayuntamiento para su mantenimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios