El Ayuntamiento impulsa sanciones contra los que corten el tranvía

  • El Metrocentro ha sufrido una docena de interrupciones desde su inauguración entre averías y protestas · Dos manifestaciones cortaron ayer el paso de los trenes · La Subdelegación del Gobierno ha abierto dos expedientes

Comentarios 1

Después de que entre averías y manifestaciones el tranvía haya sufrido más de una decena de interrupciones en el mes y medio que lleva funcionando, el Ayuntamiento de Sevilla avisó ayer que impulsará sanciones contra todos aquellos que corten el recorrido de este medio de transporte en el marco de una protesta.

Este anuncio lo hizo la concejal de Convivencia y Seguridad, Nieves Hernández, en una entrevista con la agencia Efe la misma jornada en la que el Metrocentro tuvo que parar dos veces por sendas manifestaciones. Por la mañana fueron los empleados de Correos y por la tarde los miembros de una plataforma ecologista los que cortaron el recorrido del tranvía.

La antigua tradición de cortar el tráfico de la Avenida de la Constitución para las manifestaciones parece haber sido reemplazada por la de impedir el paso del tranvía durante unos minutos. Los manifestantes se aseguran así que la protesta tendrá mucha más trascendencia que si se celebra en otra zona de la ciudad y otras ventajas. Apenas sí generan molestias de tráfico al resto de la ciudadanía -salvo a los que viajen en ese momento dentro del convoy que tenga que pararse- y la protesta resulta mucho más llamativa porque no deja de ser un boicot al último proyecto estrella del gobierno municipal.

El Ayuntamiento parece no estar dispuesto a tolerar que se ponga de moda esta forma de manifestarse. De ahí que a partir de ahora la empresa municipal de transportes (Tussam) comunique a la Subdelegación del Gobierno los posibles cortes del Metrocentro para que se impongan las correspondientes sanciones administrativas por alteración del orden público. La edil de Convivencia y Seguridad indicó que la Subdelegación del Gobierno está autorizando las manifestaciones que se comuniquen en el entorno del recorrido del Metrocentro, pero siempre con la salvedad de que se "salvaguarde el servicio público".

Sin embargo, en hasta al menos ocho ocasiones las protestas han derivado en cortes del tranvía. A veces incluso consistía sólo en eso. Por ello, Hernández afirmó que, si se produjeran interrupciones en el trayecto del Metrocentro, el Consistorio trasladaría a la Subdelegación "la denuncia de los hechos". Esta medida se ha tomado ya en dos casos ocurridos recientemente: una protesta laboral de los Bomberos y otra de estudiantes contra el proceso de Bolonia.

Según la edil, al Ayuntamiento le "consta" que la Subdelegación ya ha "abierto expediente" en ambos asuntos. A estos dos casos hay que añadirle los dos de ayer, una protesta de los vecinos del Prado por el ruido del tranvía y dos más de los del Arenal por la falta de pasos de peatones. Nieves Hernández lamentó estos cortes y aseguró que suponen un riesgo para la "seguridad, porque el tranvía no puede desviarse, va por una línea y un carril" y pueden sufrir daños "tanto los viandantes como los usuarios", dada la posibilidad de un frenazo brusco de los trenes. "Es perfectamente posible hacer compatible el derecho a manifestación con la garantía del servicio público", apuntó la responsable política de la Policía Local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios