urbanismo · MANO DURA CONTRA LOS INCUMPLIDORES DE LA NORMATIVA

Cruzada de Urbanismo contras las publicidades ilegales en el centro

  • La Gerencia sancionará a los propietarios de la Campana, la Avenida, la Puerta de Jerez y San Fernando que no se adapten a la ordenanza.

  • La campaña lucha contra "la vulgarización del centro".

Turistas pasan por delante de dos negocios de la Avenida. Turistas pasan por delante de dos negocios de la Avenida.

Turistas pasan por delante de dos negocios de la Avenida. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 5

El comienzo del mandato de Juan Espadas se caracterizó en la Gerencia de Urbanismo por una oleada de multas coercitivas contra bares de toda la ciudad que instalaban terrazas de veladores sin licencia y otros elementos de mobiliario. El siguiente paso fue una serie de batidas realizadas desde el pasado octubre en las zonas más turísticas de Sevilla como la Avenida de la Constitución y la calle San Fernando, que sufrirán una drástica reducción de mesas y sillas en las próximas semanas, y la Plaza de la Campana, que desde el Lunes de Pascua no cuenta con veladores. Al mismo tiempo, desde la Gerencia han comenzado a repercutir a los dueños de los establecimientos el coste de su retirada. Ahora toca el turno de los rótulos publicitarios que afean las zonas más turísticas.

Paredes cubiertas de vinilos y paneles para promocionar los productos, ventanas repletas de reclamos, rótulos con luces led frente a la Catedral, muros pintadas con colores poco adecuados o toldos que desmerecen a edificios históricos. La Gerencia inicia ahora una campaña de seis meses de información y sensibilización con los dueños de los establecimientos de la Campana, la Avenida, la Puerta de Jerez y San Fernando con el objetivo de revalorizar el paisaje urbano del conjunto histórico ante la proliferación de elementos publicitarios sin licencia o fuera de la ordenanza. En los casos de que transcurra ese plazo voluntario sin que los propietarios de los negocios legalicen su publicidad, los técnicos iniciarán actuaciones disciplinarias o incluso la ejecución subsidiaria. La ley de ordenación urbanística de Andalucía establece sanciones que oscilan entre los 3.000 y los 6.000 euros.

"Se inicia una campaña contra la vulgarización del centro y para que se vayan produciendo los cambios en los establecimientos por las buenas para que soliciten las necesarias licencias para los elementos existentes y retiren los que incumplen la normativa y no puede ser legalizados". Antonio Muñoz detalló que como punto de partida se ha realizado un diagnóstico de la situación en las zonas más turísticas de la ciudad en los que se enumeraron todos los rótulos y elementos publicitarios existentes, identificando expresamente aquellos que no cumplen con la actual ordenanza municipal de publicidad. Los elementos detectados corresponden a establecimientos hosteleros, comerciantes, turísticos, de entidades bancarias y de compañías de seguro. En total, se contabilizaron 411 elementos de publicidad en estos espacios (109 en San Fernando, 39 en la Puerta de Jerez, 189 en la Avenida y 74 en la Campana). Del análisis se desprende que el 77,6% (un total de 319) de esta publicidad no es legalizable de acuerdo con los criterios recogidos en la normativa, por lo que en su estado actual no es susceptible de obtener licencia de Urbanismo, mientras que el 22,3% (un total de 92) son legalizables o legales.

Antonio Muñoz: "Se trata de revertir la saturación. Hay veces que no se sabe si se está en Sevilla o en Lugo"

"Es la hora de actuar. No vamos a mirar hacia otro lado, ni nos vamos a quedar de brazos cruzados", comentó el delegado de Hábitat Urbano antes de indicar que las infracciones más destacadas están los elementos de un tamaño superior al permitido, la ocupación de gran parte de la fachada, las pantallas led o los colores estridentes utilizados. El procedimiento para llevar a cabo la reordenación de la publicidad en estos enclaves comprenderá varias fases. La primera será una campaña de sensibilización y concienciación, que incluirá el desarrollo de unas jornadas de trabajo con representantes de todos los sectores afectados (especialmente comerciantes, hosteleros y publicitas). La intención es alcanzar puntos de encuentro y establecer criterios sobre la publicidad en la vía pública que puedan incluso ser recogidos en una posible modificación posterior de la ordenanza municipal Los técnicos estudian elaborar unas normas para homogeneizar el paisaje urbano.

A la vez se instará a los establecimientos cuya publicidad no cumple con la normativa a legalizar estos elementos. Cuando la legalización no pueda llevarse a cabo por tratarse de elementos claramente disconformes con la norma y no ajustables a la misma, la Gerencia ordenará su sustitución. "Se trata de intentar revertir la situación de casos de desorden, saturación y ocupación del espacio público. Queremos restituir el paisaje urbano. Uno mira para arriba y hay veces que no sabe si está en Sevilla o en Lugo", comentó Muñoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios