El Ayuntamiento propone la bicicleta como alternativa al paro de autobuses

  • La flota de taxis será reforzada y se habilitarán al menos dos carriles para dar fluidez a los servicios · La lanzadera desde el parking del Charco de la Pava funcionará con normalidad

Comentarios 43

La imposibilidad de desconvocar la huelga de Tussam para la próxima Feria de Abril está obligando al Ayuntamiento de Sevilla a buscar alternativas para garantizar un acceso relativamente sencillo al recinto ferial. Quizás la más sólida sea la de reforzar la flota de taxis en las inmediaciones del real y reservar al menos dos carriles para el uso exclusivo de este tipo de vehículos en las inmediaciones de la portada, para que vayan saliendo con cierta fluidez.

Pero también se ha optado por "soluciones imaginativas", como ayer definió la concejal de Convivencia y Seguridad, Nieves Hernández, la recomendación que hizo a la ciudadanía de que usaran la bicicleta para llegar a la Feria. "El año pasado ya pudimos ver a algunas jóvenes vestidas de flamenca que iban a la Feria en bici y esperamos que esta imagen se repita ahora", explicó esta edil al término de la reunión de la junta local de seguridad para la Feria celebrada en el Ayuntamiento.

Para potenciar esta alternativa el Consistorio habilitará un aparcamiento para bicicletas en la avenida de Carrero Blanco, junto a la portada. Este parking, que ya se instaló el año pasado, estará vigilado y señalizado. También se podrá llegar a la Feria en bicicleta a través del servicio de alquiler de Sevici, que cuenta con estaciones cercanas al real en la glorieta de las Cigarreras, en la esquina de Asunción con Ramón de Carranza, frente a la sede de Lipasam en esta misma avenida, en el Parque de los Príncipes y en la calle Virgen de Luján.

Otra de las alternativas posibles a la huelga es la del transporte privado, que tan poco aconsejan las autoridades para los grandes eventos y las fiestas de primavera pero que parece una opción lógica ante la huelga de Tussam. Los aparcamientos de otros años estarán disponibles y también el gran parking que se instala cada edición en el Charco de la Pava. Esta zona estará conectada con la Feria mediante una lanzadera que no se verá afectada por la huelga porque el Ayuntamiento ha contratado para este servicio a una empresa privada de autobuses. Eso sí, quien se decante por el coche particular tiene que tener en cuenta que es muy posible que se encuentre con un control de alcoholemia nada más salir de la Feria.

Quien no tenga otra opción de llegar a la Feria que en el autobús de Tussam tendrá que conformarse con esperar más de una hora para llegar al Prado de San Sebastián y desde allí tomar la lanzadera hasta la Portada. El Consistorio apuntó ayer la idea de que esta línea especial de Feria fuera también cubierta por una empresa privada, aunque esta solución está todavía en estudio.

Si finalmente fuera Tussam quien siguiera con ella, los servicios mínimos decretados para esta línea especial de Feria son del 50%, por lo que la frecuencia de paso de los autobuses será justo la mitad que la de años anteriores. Habrá una presencia policial continua tanto en las paradas de autobuses como en la de taxis. En las primeras para impedir posibles agresiones hacia los conductores que estén trabajando y en la segunda para facilitar el trabajo de los taxistas y evitar que el tráfico privado invada los carriles reservados para este servicio.

En total durante la Feria trabajarán aproximadamente 1.700 policías nacionales dedicados a las tareas de seguridad ciudadana. Según explicó el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, cada día habrá dentro del recinto ferial entre 230 y 240 policías nacionales. Este número se incrementará los días del fin de semana hasta alcanzar los 260. A ellos se le unen los agentes de la Policía Local, que se encargarán de regular el tráfico en los accesos, de los controles de venta ambulante y de las inspecciones a los coches de caballo que entren en el real.

También trabajarán decenas de guardias civiles que se dedicarán principalmente a dos asuntos. El primero es la inspección de los alimentos que entran en el recinto de Los Remedios, que se hará a primera hora de la mañana y lo llevará a cabo el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona). El segundo es el control del tráfico en los accesos a Sevilla más próximos a la Feria y, sobre todo, intensificar las alcoholemias a la salida de la ciudad durante las noches.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios