El Ayuntamiento restaura los azulejos de José Gestoso

  • Unos de los paneles se reubicará para que pueda ser admirado por los peatones

Las labores de los operarios del Ayuntamiento con los azulejos de la calle José Gestoso. Las labores de los operarios del Ayuntamiento con los azulejos de la calle José Gestoso.

Las labores de los operarios del Ayuntamiento con los azulejos de la calle José Gestoso.

Un estado de conservación muy precario. El Ayuntamiento ha emprendido la restauración de los dos azulejos cerámicos que rotulan la calle José Gestoso. Se trata de dos paneles conmemorativos y nominativos instalados en 1928, diez años después de que la antigua calle Venera fuera rotulada con el nombre del célebre humanista, arqueólogo y escritor sevillano. Los trabajos de restauración, solicitados por la Asociación Amigos de la Cerámica Niculoso Pisano, se enmarcan en las acciones que se están llevando a cabo en el centenario de la muerte de Gestoso. La empresa Metis Conservación y Restauración es la responsable de una intervención que tiene un coste de 7.100 euros y un plazo de dos meses.

Ambos paneles, cuya autoría se desconoce, comparten unas características comunes, pero obedecen a una composición completamente distinta, según se recoge en el contrato de intervención. Se caracterizan por presentar un óvalo central enmarcado por una ornamentación, que contiene el nombre de la calle. El que se encuentra frente a la calle Misericordia está compuesto por un total de 48 baldosas, mientras que el de la esquina con la calle Orfila estuvo formado en su origen por 30 ó 40 azulejos de los cuales sólo se conservan 25.

Primer plano de uno de los azulejos, donde aprecia la calidad del material. Primer plano de uno de los azulejos, donde aprecia la calidad del material.

Primer plano de uno de los azulejos, donde aprecia la calidad del material. / M.G.

Los azulejos, que este miércoles fueron desmontados por los técnicos para comenzar la intervención, presentan un avanzado estado de deterioro que es consecuencia de una serie de factores, que bien de una forma individual o conjunta, han influido negativamente en su conservación. "El continuo proceso de degradación que sufren no cesará si no paliamos las causas de su alteración y evitamos poner en peligro estos bellos ejemplos de la cerámica sevillana de principios del siglo XX".

La mayoría de los daños detectados vienen determinados por encontrarse al aire libre, por la falta de mantenimiento y por las sucesivas reformas a las que han sido sometidos los inmuebles donde se ubican, las cuales han conllevado, según el informe, "actuaciones poco afortunadas y con resultados negativos: pérdida de baldosas, disposición errónea de los azulejos o presencia de materiales incompatibles con la conservación de la cerámica".

Entre otras patologías, presentan una importante suciedad acumulada que en contacto con el agua de lluvia van formando una película que con el tiempo se va oscureciendo y endureciendo, alterando el cromatismo de la composición original. También se observa una disgregación en el bizcocho, visible en los puntos donde se ha perdido el esmalte; materiales poco apropiados usados en anteriores intervenciones; fisuras; o pérdida de adhesión. Además de la pérdida de esmaltes, han desaparecido tres azulejos del panel que está más próximo a la Plaza de la Encarnación (dos de ellos recientemente) y tres columnas completas del situado junto a la calle Orfila.

Detalle de las labores efectuadas Detalle de las labores efectuadas

Detalle de las labores efectuadas / M.G.

Una vez extraídas, numeradas y clasificadas las baldosas de cada uno de los azulejos, se procederá a la retirada de los depósitos de suciedad superficiales mediante paños, hisopos de algodón y gasas suaves impregnadas de limpiadores no iónicos neutralizados con agua desionizada. Las manchas de pintura y otros depósitos de mayor entidad se retiran con bisturí. La eliminación del material de relleno y de los morteros de agarre del anverso se hará con martillo, cincel y amoladora.

A continuación, se consolidarán las piezas y se reintegrarán los elementos que faltan. La reproducción de las baldosas que faltan se realizará mediante el modelo el original. "En el panel más próximo a la Plaza de la Encarnación la reintegración se hará tomando como referencia los existentes en el lado opuesto dada la composición simétrica del mismo. Este mismo recurso se utilizará en el otro panel para la reintegración de la columna que completa el óvalo central". La recolocación de los azulejos se realizará de forma tradicional mediante mortero de cal y árido seleccionado en llagueado con cal hidráulica, previa preparación del soporte y aplicación de tratamiento para la humedad.

Mientras que el panel más próximo a la Plaza de la Encarnación se recolocará en su lugar de origen, el localizado en la calle José Gestoso número 20 se trasladará al lado izquierdo de la fachada, en una posición más alta de la actual, con el fin de tener espacio para recuperar las piezas que le faltan y de ubicarlo en un espacio más acorde con la función conmemorativa que tiene.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios